Razones por las que lo rechazan para tener una tarjeta

No contar con historial crediticio, no pagar nuestras deudas a tiempo o contar con varias tarjetas son algunas de las razones por las que las entidades no aprueban nuestra solicitud
.
 .  (Foto: Getty)
México (El Economista) -

Tener una tarjeta de crédito es fundamental en la vida moderna, ya que facilita contar con liquidez para comprar algún artículo o servicio, hacer algún pago, o financiar alguna otra necesidad.

El problema surge cuando solicitamos este plástico a un banco pero la institución lo rechaza. Muchas de las instituciones financieras, al momento de negar un crédito, únicamente informan al usuario que la petición fue denegada, sin explicar las razones por las que se negó a dar una tarjeta.

Por ello, es importante conocer algunos de los motivos por los cuales los bancos se pueden negar a brindarle un plástico, para que en caso de que reconozca alguno, corrija esas acciones, para que al momento de solicitar una tarjeta la respuesta sea positiva.

No contar con historial crediticio, no pagar nuestras deudas a tiempo o contar con varias tarjetas son algunas de las razones por las cuales os bancos no aprueban nuestra solicitud.

No tener historial crediticio

Una de las principales razones es que el solicitante no cuente con historial crediticio, ya que a través de este registro los bancos pueden conocer la experiencia de un usuario con un plástico, según Joel Cortés, director general de la empresa comparadora de tarjetas, Kardmatch.

Explicó que contar con un historial de crédito en una tienda departamental o cualquier otro tipo de institución no necesariamente es significado de que pueda acceder a un crédito, ya que este tipo de productos no son créditos revolventes, es decir, que se puede pagar y se vuelve a usar.

Irene Flores, editora de Contenido de la comparadora de productos financieros Coru.com, agregó que contar con este registro crediticio es fundamental, ya que para los bancos el solicitante puede ser un desconocido.

“Que una persona jamás haya tenido un crédito significa que es un desconocido para los bancos, y eso también afecta en la decisión, porque los bancos no pueden evaluar el riesgo”, sostuvo.

Otras de las razones es tener un score bajo, que otorgan las sociedad de información crediticia a los usuarios basándose en el comportamiento de sus tarjetas y préstamos. Pagos atrasados o irregulares son factores para tener una puntuación baja en este tipo de mediciones.

“Puede que el usuario haga mal uso del crédito y tiene un mal historial con sus tarjetas, deja de pagar y después se pone al corriente. Entonces el score, que es un número que asigna el Buró de Crédito y que se calcula con base en el uso del crédito, puede estar por debajo de lo que pide el banco para aprobar una tarjeta”, explicó Cortés.

Ingresos insuficientes

Si al solicitar un nuevo crédito sus ingresos son insuficientes para asumir la deuda, pese a contar con un buen historial, esto prende las alertas de los bancos, porque seguramente el cliente puede no ser buen pagador.

El director de Kardmatch señaló que para lo anterior los bancos calculan y analizan a los usuarios de acuerdo con los datos que ellos les brindan, con lo cual pueden determinar si es viable darles un nuevo plástico.

Irene Flores detalló que en muchas ocasiones, al momento de aplicar para una tarjeta de crédito, los usuarios lo hacen sin realmente conocer su capacidad de pago. Por ejemplo, piden una tarjeta tipo platino cuando sus ingresos no le dan para pagar este tipo de producto.

Una razón más por la cual rechaza un crédito es no contar con comprobante de ingresos. La editora de Coru.com indicó que para los bancos es de vital importancia que el usuario demuestre que cuenta con los ingresos para hacerse responsable de los pagos de su cuenta bancaria.

Muchas Tarjetas

Tener muchos plásticos, pese a que el solicitante sea buen pagador y tenga buen historial crediticio, es señal de alerta para las instituciones financieras, mencionó Flores. “Aunque las tenga bien o mal administradas, para el banco es un foco rojo, y consideran riesgoso darle una más”, comentó.

Hacer muchas solicitudes en diferentes instituciones simultáneamente o en un periodo muy corto, de aproximadamente tres meses, es algo mal visto por los bancos cuando la recomendación para volver a aplicar para un crédito es de seis meses, refirió la editora de Contenido.

Los especialistas recomendaron que aquellas personas que fueron rechazadas al solicitar una tarjeta sí pueden obtenerla, siempre y cuando, estén más atentas de su comportamiento financiero e historial crediticio para ser sujetos de crédito.