¿Cuánto se gasta en servicios electrónicos?

Te detallamos cuánto sería el ahorro si en vez de domiciliar los gastos en aplicaciones se pagan directamente o se dejan de consumir con tanta regularidad
.
 .  (Foto: iStock)

El arribo de los servicios de streaming, delivery y contacto de taxis por aplicaciones facilitó la vida de los mexicanos al ofrecer comodidades para todo tipo de público. La expansión de la invasión tuvo como principales actores a Uber y Netflix, dejando en claro que las reglas del juego iban a cambiar para siempre y que la mejor opción para sobrevivir al nuevo mercado digital era adaptarse.

La primera bofetada que recibieron las empresas tradicionales fue en sus bolsillos y baja en suscripciones, pero las más afectadas fueron las que ignoraron el movimiento en Internet, comercio electrónico y estructuración de aplicaciones.

Los ejemplos sobran para detallar el impacto, pero tal vez el más emblemático fue el caso Blockbuster, empresa que no previó la posible competencia que significaría un servicio de streaming de renta de películas y series.

El fuerte de estos servicios es y será facilitar el acceso de su producto en cualquier lugar, evitando contratiempos y fomentando la comodidad, partiendo de una pregunta básica, ¿para qué hacerlo usted, si nosotros lo haremos con un solo clic?

Pero no todo es tan maravilloso como parece, esta idea abrió el mercado y con ello trajo otros contratiempos al público cautivo. La población que tiene más deudas en México  es la millennial, misma que representa la mayor cantidad de usuarios en servicios como Uber, Netflix, Sportify, Rappi, Sin Delantal, etc. ¿Entonces de dónde sacan el dinero para estos servicios? La respuesta, el constante uso de su tarjeta de crédito.

Así es, una constante en los problemas financieros es la falta de conocimiento en el uso de los plásticos y en esta ocasión no es la excepción, en la siguiente infografía detallamos cuánto sería el ahorro si en vez de domiciliar los gastos en estas aplicaciones se pagan directamente o se dejan de consumir con tanta regularidad. 

.
 .  (Foto: IDC)