A partir de julio, CoDi entraría con pruebas a comunidades

Usará la plataforma de manera interna antes de entrar a algunas ciudades
.
 .  (Foto: iStock)
México (El Economista) -

Banregio fue el primer banco certificado por el Banco de México (Banxico) para iniciar con las pruebas piloto del CoDi dentro de la misma institución.

Demetrio Strimpopulos, director de Banregio Labs, explica en entrevista que con dicha certificación el banco puede realizar pruebas internas de cobros y pagos digitales, lo cual ya empezó a hacer desde el viernes y así seguirá hasta julio, mes en el que se prevé que el resto de las instituciones que participan en las pruebas piloto, entren a ciertas comunidades.

Sin embargo, dice, estas comunidades aún están por definirse de parte del Banxico, lo cual hará en breve. En septiembre, se tiene proyectado que todos los bancos entren de lleno a la plataforma del CoDi.

“Empezamos nosotros de aquí a julio haciendo pruebas internas, pequeñas, de alguna manera que se empiece a utilizar la tecnología; y a partir de julio se está estimando crear un piloto ya más extenso con algunas ciudades que está eligiendo Banxico en las que se pueda empezar a utilizar esa tecnología entre los bancos que estemos certificados a esa fecha; nosotros estimamos que en julio podamos empezar a operar en algunas ciudades”, detalla.

Algunas de las ciudades que se estarían contemplando para las pruebas piloto, de acuerdo con fuentes consultadas, son La Paz, Baja California; Ciudad Valles, San Luis Potosí; Guanajuato, Guanajuato; San Miguel de Allende, Guanajuato; Milpa Alta, Ciudad de México; Progreso, Yucatán; Pinotepa Nacional, Oaxaca; Salina Cruz, Oaxaca, y Cozumel, Quintana Roo. Será el Banxico, sin embargo, el que defina las localidades en las que el CoDi entre en prueba piloto en los siguientes meses.

Banregio y la sofipo Fincomún son las dos entidades que ya están certificadas por el Banxico. En los próximos días, otras cuatro entidades estarían en la misma situación para arrancar con las pruebas piloto.

“Al día de hoy te puedo confirmar que fuimos el primer banco en estar certificado ya en esta plataforma para poder operar; sabemos también que se ha certificado Fincomún; y muy próximamente el resto de los integrantes del grupo se estará certificando para poder tener un piloto entre los bancos”, señala.

Reto: adoptar la tecnología

Demetrio Strimpopulos destaca que el CoDi es una tecnología que poco a poco irá madurando.

“Evidentemente, como en otros países, estas tecnologías no nacen con todo creado sino que está siendo un proceso evolutivo, en el que conforme se empiece a implementar a haber casos de uso, a adoptar, va llevando a que evoluciones la misma herramienta y evidentemente con el tiempo siempre tener sistemas de pago más robustos”.

Comenta que el reto como industria es lograr y estimular la adopción de las herramientas y la tecnología para los servicios financieros.

Menciona que la aplicación móvil del Banregio, permite abrir cuentas nivel 2, en cinco minutos. Estas cuentas, principalmente, son las que están consideradas para la adopción del CoDi, ya que para poder utilizar esta plataforma es necesario, además de un teléfono inteligente con datos, una cuenta bancaria asociada a éste, por lo que la apertura rápida pero segura de éstas será esencial

“Evidentemente ayudan a que una vez tú abriendo la cuenta, puedas utilizar estos medios de pagos electrónicos; entonces son herramientas que ponemos a disposición de la gente, y el reto que tenemos es la adopción de ellas y que se empiecen a ver los beneficios que existen para poder transaccionar y para poder hacer operaciones de una manare más eficiente”, señala.

El portafolio crecerá

El directivo de Banregio destaca que con las herramientas que se han construido desde este banco, como la apertura de cuentas de expediente simplificado, además de las apps y todo el tema de banca digital y el CoDi es posible llegar a segmentos antes no atendidos y empezar a ofrecerles otro tipo de servicios financieros.

“Nosotros pensamos que podemos hacer un modelo digital de atención a ciertos segmentos de la población que hoy no están debidamente atendidos y que de alguna manera nos permita ofrecer una cuenta de entrada, una cuenta de expediente simplificado, y un set de productos financieros acompañados de los medios de pago de manera muy eficiente, que nos permita crecer nuestro portafolio de los clientes. El uso de la tecnología nos permite llegar a personas que antes no podíamos”, explica.

Con información de El Economista.