Cómo actuar ante una falla de los sistemas de pago

En caso de incidentes de este tipo, tome acciones en concreto para descartar inconvenientes y ser víctima de algún fraude
.
 .  (Foto: Getty)

El sábado 10 de agosto los usuarios que realizaban algún tipo de compra o pago con tarjetas de crédito y débito en establecimientos como centros comerciales, restaurantes o tiendas se encontraron con un problema: ninguno podía finalizar dichas compras debido a una falla presentada por Prosa, empresa dedicada a transacciones electrónicas.

La empresa actualmente trabaja con bancos como Banorte, Santander, HSBC y Scotiabank, sin embargo, usuarios de entidades como Citibanamex o BBVA también sufrieron las consecuencias de la falla eléctrica en la data center de Prosa, ya que algunas terminales punto de venta pertenecen a los bancos con los que trabaja la empresa.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) indicó en un comunicado que Prosa opera con alrededor de 38 instituciones bancarias, 18 sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, 15 sociedades financieras populares, 17 sociedades de objeto múltiple y 35 empresas de medios de pago como monederos, vales y servicios de pago digital.

En este sentido, la principal falla fue al realizar el pago con los plásticos; no obstante, es importante que considere que este tipo de situaciones se presta diversos riesgos en los que puede verse afectado, por ello es importante que actúe en el momento y con las herramientas necesarias para evitar un daño en sus finanzas o respecto a su información personal.

“Los más desprotegidos son los usuarios, aquí los primeros que debieron informar lo que procedía y tenía que suceder eran las autoridades en áreas de proteger al usuario”, dijo Mario Di Costanzo, expresidente de la Condusef.

La misma Condusef destacó que, de conformidad con información del Banco de México, se puede estimar que el número de operaciones diarias con tarjetas de crédito y débito es de alrededor de 16.4 millones.

“De éstas, 82.2% se efectúa con débito, y el restante 17.3%, con tarjeta de crédito. Respecto a las domiciliaciones, el promedio por día es de 78,300”, aseveró.

Atento a indicaciones

Di Costanzo refirió que escenarios como el que se registró el fin de semana dejan muy vulnerados a los usuarios de estos servicios.

“Qué hubiera pasado si el sábado llegara un phishing, un correo electrónico o un mensaje a su teléfono celular donde le solicitara al usuario entrar a una liga para reactivar su tarjeta de crédito o débito y al hacerlo clonan o roban la información”, expuso.

Por ello, dijo que lo primero que se debe hacer ante estas situaciones es mantener la calma y recordar que ningún banco o institución solicita información confidencial.

“Ante ninguna eventualidad, los bancos ni nadie están autorizados para solicitar datos confidenciales de nuestra tarjeta de crédito”, comentó.

Si detecta que una falla que se presenta al momento de realizar algún pago, Mario Di Costanzo recomendó ponerse en contacto con la institución.

“Lo mejor es comunicarse directamente, ser sujetos activos, tener registrados los números de su banco y no atender a llamadas, mensajes o ligas a sitios web porque pueden ser intentos de fraude, lo que generaría robo de información”, expuso.

No olvide revisar movimientos

Tanto la Condusef como Di Costanzo coincidieron en que es importante que ante estas contingencias no deje de revisar los movimientos realizados, ya que en algunos casos pueden registrarse cargos no reconocidos.

“La Condusef informa a los usuarios sobre la importancia de revisar saldos y movimientos en sus tarjetas de crédito y débito, para verificar que no hayan sufrido alguna anomalía como pago automático mal aplicado (domiciliación), pago no acreditado en terminal punto de venta o cobro no reconocido de comisiones, a fin de que a la brevedad notifiquen a su banco emisor de tarjeta”, señaló la comisión.

Al respecto, le expresidente de dicha comisión también señaló la importancia de cerciorarse de los pagos domiciliados, porque en algunos casos, éstos pueden presentar errores al momento de efectuarse.

“Como también fallaron algunas operaciones de pagos domiciliados como seguros, colegiaturas o servicios, es importante revisar que éstos se hayan efectuado. Por ejemplo, hay algunas pólizas que salen caras y aprovechan este tipo de situaciones para cancelarlas; si bien es cierto que no lo pueden hacer, exponerse es perder el tiempo al reclamar, por ello la importancia de revisar los estados de cuenta en sus aplicaciones o al final del mes, para ver si durante la contingencia se intentó hacer un cargo y éste no pasó”.

Di Costanzo explicó que estas contingencias sirven como experiencia para futuros casos, además de servir como una materia de protección y prevención ante un cargo no reconocido.

Mecanismos de emergencia, fundamentales

Otra recomendación que el expresidente de la Condusef realizó fue hacia las empresas que operan este tipo de transacciones ya que, sugirió, deben contar con mecanismos que operen durante estas contingencias.

“Es tarea de las autoridades que existan mecanismos o planes B como sistemas alternativos que entren de emergencia cuando se presenten este tipo de casos, no es posible que por una falla así se colapse el sistema de pagos de un país. Se debe generar mecanismos de contingencia”, dijo.

Genere su derecho a denunciar

En caso de presentar una queja o denuncia por estos eventos la Condusef pone a su disposición sus servicios para auxiliarlo, además de que también tiene la posibilidad de acudir con su banco para solicitar información en caso de que presente algún cargo no reconocido.

“La Condusef reitera su disposición de atender a los usuarios en sus 36 unidades de atención en el interior de la República, para brindar apoyo si desean presentar alguna reclamación o en caso de tener una duda”, informó la comisión.