Finanzas sanas para freelancers

Ahora los profesionistas que buscan esquemas laborales más flexibles
.
 .  (Foto: iStock)

En México, 22.6% de la población ocupada corresponde a trabajadores independientes; también conocidos como freelancers, desempeñan su labor profesional bajo un régimen legal y fiscal distinto al de un asalariado y, la mayor parte de las ocasiones, lo hacen de manera individual y para proyectos determinados.

De acuerdo con Gilberto Sánchez, director general de Aspel: “En las generaciones actuales vemos a muchos profesionistas que buscan esquemas laborales más flexibles, que les permitan laborar en los proyectos que ellos elijan y en el lugar y momento que quieran. 

Por ello recomienda los siguientes puntos: 

1. Presupuesta. Aunque no puedas determinar un ingreso fijo, sí puedes planear y estimar una cantidad mínima que requieres mensualmente. Elabora un presupuesto mensual, con cifras conservadoras pero que puedan ayudarte a tener claro a cuánto ascienden tus gastos fijos. Esto no solo te permitirá tener en el radar el monto que necesitas tener disponible al mes, sino que también te hará ser cauteloso con lo que compras.

2. Separa tus gastos personales de los laborales. Uno de los mayores errores que cometen los trabajadores independientes es combinar sus gastos personales con los del negocio. Insumos de oficina, comidas con clientes, software empresarial y equipo de cómputo, están relacionados con tu labor, presupuéstalos así; en cambio, una salida con amigos, ropa o vacaciones, deberás establecerlos dentro de tus egresos personales. 

3. Fomenta una firme cultura del ahorro. Ser freelancer involucra un elevado nivel de responsabilidad, orden y disciplina. Dado que los ingresos son variables, desarrollar una sólida cultura del ahorro no es una opción, sino una necesidad. 

4. Cumple en tiempo y forma con tus obligaciones fiscales. Ten en cuenta que deberás emitir Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) por tus ingresos y actividades, y considerar dichos ingresos al preparar tus declaraciones de impuestos. Haz una estimación de tu situación fiscal en el año, con esto sabrás si contarás con dinero extra en caso de que recibas una devolución; o bien, podrás considerar si deberás utilizar fondos para pagar tus impuestos a cargo y prevenirte. 

5. Aprovecha los beneficios de la tecnología empresarial. Actualmente, es posible encontrar herramientas que te permiten llevar un registro de todos tus ingresos, egresos, calendarizar tus pagos o fijar algunos recordatorios importantes para que puedas llevar un seguimiento, orden y control de tus finanzas.