¿Qué compras te benefician en el Buen Fin?

Abusar de los meses sin intereses puede perjudicar tus finanzas
.
 .  (Foto: Cuarto Oscuro)

Entre el 15 y el 18 noviembre se tiene previsto que los mexicanos gasten, en conjunto, 118,000 millones de pesos en distintos artículos y servicios que ofrecerán más de 80,000 establecimientos.

La oferta de productos y promociones será amplia y tentadora. Para no ser presa de la mercadotecnia es indispensable tener una estrategia para optimizar las oportunidades de compra.

De acuerdo con Principal Financial Group, el primer paso para armar nuestra estrategia es saber cuánto dinero tenemos disponible para gastar o bien, cuánto de lo que tenemos de saldo en nuestras tarjetas de crédito vamos a utilizar para aprovechar las rebajas. Este punto es importante, porque nos dejará ver el grado de endeudamiento que podemos soportar sin comprometer nuestra cartera.

LEE: ¿CUÁNTOS MEXICANOS COMPRARÁN EN EL BUEN FIN?

Una vez que sabemos cuánto podemos gastar es momento de preguntarnos -de manera honesta- qué artículos necesitamos (ropa, electrodomésticos, etcétera) y cuáles no son indispensables comprar en esta temporada de rebajas.

Sabiendo el monto y los artículos, nunca está de más darse una vuelta por los establecimientos previo al Buen Fin para revisar precios y, cuando llegue el momento de comprar, confirmar que realmente hay un descuento en el precio de los productos que buscamos adquirir.

Hacer uso de los meses sin intereses que nos otorgan las diferentes tarjetas de crédito está bien, siempre y cuando se utilicen para adquirir bienes de consumo duradero. Una televisión, computadora o un mueble son ejemplos de esta clase de productos.

Abusar de los meses sin intereses puede traer consecuencias graves a nuestro bolsillo. Aunque sean pagos pequeños, al irlos acumulando las cuentas se pueden volver impagables. Diferir a meses sin intereses hasta el súper puede complicar nuestras finanzas.

La combinación de los meses sin intereses y las rebajas sobre los productos nos da la oportunidad de adquirir artículos que nos darán un beneficio en el largo plazo, como los electrodomésticos (lavadora, refrigerador), pero es importante no dejarse llevar y hacer una compra bien pensada.

Si por alguna razón, uno decide o no se da la oportunidad de comprar en el Buen Fin, tampoco es el fin del mundo, seguramente habrá otros eventos en el calendario que nos permitan hacer compras con descuento. En Principal estamos comprometidos con la educación financiera y creemos que es la mejor arma para la toma de decisiones, ya sea que se busque aprovechar los beneficios de una campaña como el Buen Fin o invertir el dinero pensando en el futuro.

Con información de Economía Hoy.