Recuperación económica enfrenta retos por falta de empleo e inversiones

La población ocupada en condiciones críticas aumentó en 1.4 millones de personas en el último año

(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

La recuperación económica en México se ha desacelerado y se prevé que al cierre de 2021 la economía crezca menos, pues aunque las expectativas que el Banco de México (Banxico) expuso estiman un 5.4%, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) recordó que al tercer trimestre del año la economía se contrajo 0.4%, lo que podría obtener resultados menos favorables.

Asimismo, el CEESP detalló en que “es prácticamente imposible que en 2021 los principales indicadores de la actividad (económica) alcancen niveles similares a los del 2019”, ya que el desempeño de la inversión y el consumo no ha sido suficiente para recuperar su nivel previo a la pandemia, además de la inflación y el bajo consumo que se ha visto afectado por la falta de empleo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), la brecha laboral se incrementó en más de 4 millones de personas de 2019 a 2021 y por si eso fuera poco, hay 13 millones de trabajadores en condiciones críticas.

En ese sentido, los expertos del Centro de Estudios Económicos coincidieron en que para dar pie a la recuperación del país se debe dar mayor atención a las exportaciones, que se han impulsado por el dinamismo de la economía de Estados Unidos, al crecimiento del PIB que actualmente está poco más de 8% por debajo de su nivel tendencial, a mayores inversiones públicas y privadas y mayor generación de empleos bien remunerados por parte de las empresas.

El CEESP enfatizó en podría ser hasta 2023 cuando se recuperé el país a sus niveles de 2019, pero para ello, la inversión productiva tiene que crecer alrededor del 25% del PIB mediante un “Gobierno facilitador” donde se garantice un ambiente para invertir, trabajar, generar igualdad de oportunidades e inclusión a través de una regulación adecuada, seguridad, estado de derecho y estabilidad económica y política con el objetivo de construir una economía competitiva, empresarial e innovadora.

Los expertos añadieron que el gobierno debe ofrecer bienes y servicios públicos de manera adecuada y equitativa, asegurar el cumplimiento de los derechos de propiedad, combatir la piratería y el contrabando y facilitar el establecimiento y sana operación de empresas mediante un sistema regulatorio que fomente la apertura, instalación y desarrollo de inversiones y negocios.

Además, sugirió que se pueden homologar los trámites para abrir una empresa a nivel estatal y hacer un manejo eficiente y sustentable de los recursos naturales que le den mayor competitividad internacional al país, crecimiento y desarrollo en el futuro.

Lo cierto es que para el 2022 se estima un avance de 2.79% y una inflación de 4.12%, una primera estimación que supera el límite máximo del objetivo del Banxico.