UE con nuevo acuerdo contra doble imposición

El objetivo es incluir límites de tiempo a las resoluciones, el cual esté controlado por árbitros independientes
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

Los ministros de economía y finanzas de la Unión Europea (UE) alcanzaron un acuerdo sobre un nuevo mecanismo “obligatorio y vinculante” para resolver las disputas surgidas entre Estados miembros en casos de doble imposición, que se materializa cuando una misma renta o capital está gravada en diferentes países.

Se pretende dar solución a las lagunas del sistema de arbitraje vigente que actualmente no resulta tan efectivo.

El objetivo es incluir límites de tiempo para cerrar los casos y que esté controlado por un panel de árbitros independientes y representantes de cada país en disputa.

Por su parte, el ministro Edward Scicluna, de Malta, cuyo país ejerce la presidencia de turno del Consejo de la UE comentó: "Esta directiva es una parte importante de nuestro plan para reforzar la certidumbre fiscal y mejorar el clima de negocios en Europa".

En ese tenor, en el pacto se logró aprobar:

  • competencia de la directiva (el tipo de asuntos que conocerá)
  • criterios para asegurar la independencia de los árbitros
  • posibilidad de crear, a futuro, una estructura permanente para solución de conflictos en los cuales tuviese injerencia el Tribunal de Justicia de la UE
  • un procedimiento de acuerdo mutuo, a petición del contribuyente, a fin de alcanzar la solución en dos años.

En el supuesto de no alcanzar lo anterior, existiría un arbitraje para resolver el conflicto en un plazo determinado. Para ello, se nombraría a un panel con tres árbitros independientes, y dos expertos de cada nación en disputa.

Además, se estipularon las directrices para garantizar la independencia de los árbitros, pues estos no podrán ser empleados de corporaciones de asesoría fiscal, o haber proporcionado estos servicios profesionales. El presidente del panel deberá ser juez, salvo que se pacte lo contrario.

La normativa consensuada, será una realidad si recibe el visto bueno del Parlamento Europeo antes de ser acogida formalmente. Los países del bloque comunitario dispondrán hasta el 30 de junio de 2019, para adoptar los lineamientos a la legislación doméstica.

Así, el novedoso mecanismo se aplicará a las disputas notificadas después de esa fecha sobre cuestiones relacionadas con ejercicios fiscales iniciados a partir del 1o. de enero de 2018 o más tarde. Sin embargo, los miembros podrán acordar aplicar la normativa tratándose de años tributarios anteriores.