PEF 2018 comprometido con la consolidación fiscal: Bancomer

Sin embargo, al igual que en 2017, las principales presiones de gasto provienen del costo financiero de la deuda pública y el pago de pensiones y jubilaciones
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

El gobierno mantiene el compromiso con la consolidación fiscal y reducción de la deuda pública como porcentaje de Producto Interno Bruto (PIB) en el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2018, aseguró BBVA Bancomer.

En su análisis, la institución calificó como positivo el hecho de que se proponga un superávit primario de 0.9% del PIB, mayor al aprobado para 2017, lo que implica un esfuerzo de consolidación fiscal de 0.5% del PIB.

LEE: CCE CALIFICA PEF 2018 COMO CONGRUENTE Y RESPONSABLE

“Consideramos positiva la mejora en los balances públicos y los esfuerzos por mantener la disciplina fiscal para continuar con la trayectoria descendente de la deuda pública. Dicha disciplina deberá conservarse en el futuro, manteniendo el objetivo de superávit primario cada año para evitar repetir el incremento de 12.4 puntos porcentuales del PIB en la deuda pública entre 2012 y 2016”, indicó.

Por otra parte, aseguró que al igual que en 2017, las principales presiones de gasto provienen del costo financiero de la deuda pública y el pago de pensiones y jubilaciones.

LEE: ENTREGAN PEF 2018 AL CONGRESO

Por lo que su área de análisis, declaró que será será necesario buscar mecanismos para que los esfuerzos de reducción del gasto no provengan de la reducción consistente del gasto en inversión pública, a fin de mantener el equilibrio fiscal, pero contribuyendo al crecimiento económico.

“Sería conveniente considerar medidas para contener la expansión del gasto en participaciones a estados y municipios y estrategias para lograr la recuperación de la inversión pública, a fin de no comprometer el potencial de crecimiento de la economía. El nuevo gobierno deberá buscar mecanismos para revertir la tendencia reciente de la inversión pública”, puntualizó.

Asimismo, BBVA Bancomer consideró necesario contar con mecanismos más transparentes para asignar los ingresos excedentes (por encima de los presupuestados), a fin de que una mayor proporción se destine a mejorar los balances fiscales y no a financiar gastos por encima de lo presupuestado al inicio del año.