Envío de la contabilidad electrónica versión 1.3

A partir de octubre, la versión 1.1. ya no será aplicable para el envío de la contabilidad
 .  (Foto: iStock)

La contabilidad electrónica es una obligación fiscal que deben cumplir algunos contribuyentes. La información contable debe integrarse en archivos XML, de conformidad con el anexo 24 de la RMISC y ser enviada por buzón tributario.

El anexo 24 se publicó en el DOF el pasado 6 de enero, además el SAT dio a conocer en su página de Internet el Anexo Técnico 2017 que contiene las instrucciones para la creación de los archivos en formato XML que son utilizados en el envío de la contabilidad electrónica.

Estos anexos traen entre otros cambios, los siguientes:

  • se actualiza la versión a 1.3 de todos los documentos XML con que se integra la información de la contabilidad electrónica
  • se convierten en requeridos los elementos “Transferencia y Otro Método de Pago” cuando existe una entrada o salida de recursos por parte del contribuyente, anteriormente solo aplicaba para pagos (salidas)
  • se cambia la longitud y el patrón en el atributo número de trámite en devoluciones y compensaciones, y
  • en el atributo naturaleza del nodo “cuentas” del catálogo se específica que existen cuentas de activo, pasivo y capital, las cuales se pueden presentar de manera deudora y acreedora

Desde el 1o de octubre el envío de los archivos de la contabilidad electrónica únicamente se puede realizar con la versión 1.3, por lo que si los contribuyentes pretenden enviar los archivos XML de la balanza de comprobación, pólizas o catálogo de cuentas con la versión 1.1 desde el buzón tributario, aparece el siguiente mensaje:

.
 .  (Foto: IDC online)

Como puede apreciarse la fecha de entrada en vigor de la versión 1.3 del envío de la contabilidad electrónica no se publicó de forma concreta por parte del SAT; sin embargo su  obligatoriedad del uso se marcó de forma práctica.

Ante esta situación es recomendable que los contribuyentes contacten a sus desarrolladores de sistemas para adaptar los nuevos cambios.