Recaudación de impuestos creció menos de 1%

A pesar de su bajo crecimiento, los ingresos tributarios aportaron 60% de la recaudación total del sector público, mientras que los petroleros 19%
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)
México (El Economista) -

Durante los primeros ocho meses del año, los ingresos que se obtienen por el cobro de impuestos dejaron al erario público 2 billones 67,766 millones de pesos, lo que significó apenas un crecimiento de 0.9% real respecto del mismo periodo del 2017.

De acuerdo con las estadísticas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo anterior se entiende por la reducción de 28.6% que se tuvo la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra en gasolina y diesel, que dejó a las arcas del gobierno 113,985 millones de pesos.

Esta menor recaudación se debe a que la SHCP mantiene el estímulo fiscal sobre los precios de los combustibles para suavizar el impacto que tengan en los precios de la gasolina la volatilidad en los precios internacionales del combustible y el tipo de cambio.

Hacienda remarca que si se excluye el IEPS a combustibles, el crecimiento real anual de la recaudación fue de 3.4%, es decir, la recaudación de impuestos se hubiera ubicado en 1.9 billones de pesos.

El IEPS en general que se cobra en otros productos de consumo, también se vio afectado por el estímulo fiscal a los combustibles, pues se redujo en 16.8% con lo que, de este impuesto se tuvieron ingresos por 224,738 millones de pesos.

La recaudación que se obtiene por el cobro del Impuesto sobre la Renta dejó al erario público 1 billón 131,988 millones de pesos, lo que significó apenas un crecimiento de 1.1%, en términos reales y respecto de los primeros ocho meses del 2017.

En tanto por el Impuesto al Valor Agregado, la recaudación fue por 632,302 millones de pesos, un alza de 7.1%, respecto de la recaudación del año anterior.

A pesar de su bajo crecimiento, los ingresos tributarios lograron aportar 60% de los ingresos totales del sector público, los cuales fueron por 3.4 billones de pesos. Dicho monto fue 5.5% menor a lo registrado en el 2017.

Ingresos petroleros crecen 10%Los ingresos que se obtienen de la renta petrolera dejaron a las arcas del gobierno federal 650,342 millones de pesos, lo que significó un aumento de 10.9% en términos reales y respecto de los primeros ocho meses del año anterior.

Hacienda destaca que lo anterior se debió al incremento en el precio promedio de la mezcla mexicana de petróleo (37.5% anual). Refiere que el efecto anterior fue compensado parcialmente por la disminución en la producción de petróleo (7.7% anual) y la apreciación del tipo de cambio.

En su reporte detalla que estos ingresos fueron mayores a lo programado, ya que se esperaba obtener ingresos por 559,333 millones de pesos, es decir, tuvieron 91,009 millones de pesos adicionales.

Además, en los primeros ocho meses del año, los ingresos petroleros aportaron 19% de los ingresos totales.

Con respecto a los ingresos no tributarios, donde se registran los recursos que se obtienen por el cobro de derechos, aprovechamiento y otros, se tuvo una reducción de 59.7%, respecto del año anterior, con lo que el erario público sólo obtuvo ingresos por 193,741 millones de pesos.

Es importante mencionar que si bien los ingresos presupuestarios del sector público se redujeron en 5.5%, respecto de enero-agosto del 2017, se obtuvieron ingresos mayores a lo programado, pues se contemplaban recursos por 3.1 billones de pesos, pero se lograron 3.4 billones de pesos, es decir, 304,863 millones de pesos adicionales.

Los ingresos presupuestarios fueron mayores en términos reales en 4.3% si se excluye del año anterior el remanente de operación que recibió el gobierno federal por parte del Banco de México por más de 300,000 millones de pesos.

Con información de El Economista