¿Quién es Margarita Ríos, la próxima titular del SAT?

Es autora invitada del periódico Reforma, además de poeta
 Margarita Ríos Farjat será la primera mujer en dirigir el SAT.  (Foto: ESPECIAL)

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció esta mañana que Margarita Ríos es directora general del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pero, ¿quién es ella?

Es abogada especializada en derecho fiscal y profesora de la Facultad de Libre Derecho de Monterrey.

En 1997, fue becaria del Centro de Escritores de Nuevo León. Obtuvo el primer lugar en el concurso Literatura Universitaria, convocado por la UANL en 1993; en 1997, el Premio de Poesía Joven de Monterrey Alfredo García Vicente; y, en 2000, el Premio Nacional de Ensayo Jurídico, convocado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas.

Sus poemas han sido publicados en diversos periódicos y revistas nacionales, así como en antologías del país.

Es editorialista de El Porvenir, autora invitada del periódico Reforma y autora de los poemarios Si las horas llegaran para quedarse y Cómo usar los ojos.

Poeta

La próxima titular del SAT escribió el poema: Cómo usar los ojos.

Con qué ojos mirarse
cómo abrir la piel para que entren a las venas
hundirlos en la sangre despierta
sentarlos a descifrar el alma a rescatar las fibras luminosas
las espinas doradas de las rosas devorando entre las sombras
qué rosas ya desconocidas herederas de qué historias
atadas a siluetas vueltas polvo ya fantasmas de rosas

Cómo distinguir la enredadera que ahoga las voces de los días
y separar los lazos de hiedras rondando la garganta
cómo segar del jardín las pétreas flores que fueron tanto
el sol de cada día las cuerdas vocales de la vida
cómo quitarse la vena que conduce al jardín abandonado
y meter los ojos raíz adentro cómo clavar un corazón en la mirada
dejar los ojos en el alma en el turbio pétalo del tiempo
en las memorias desatadas de los párpados
con qué ojos dilucidar despojos las descosidas alas pájaros sin vuelo
con qué ojos de roca entender qué abismos y dejarlos en paz
encender qué sombras perdidas en la hierba de las horas secas
cómo sentarse a revisar la vida a deslindar suavemente las ortigas
a cambiar en calma la ruta de la aorta
la línea de la mano que surca por el brazo
y zurce el corazón al hombro halcón atado
Cómo usar la hoz sin hacer daño segar sin cegar
cómo usar el resplandor de la mirada
el sigiloso el iluminado movimiento de los ojos