UE renuncia a la tasa Google

Su futuro estaría en manos de la OCDE
.
 .  (Foto: iStock)

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) han confirmado el 12 de marzo de 2019 que no existe unanimidad necesaria para la regulación de un impuesto europeo que grave la actividad de las multinacionales digitales y han confiado su adopción en el futuro a un acuerdo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Alemania, España, Francia e Italia se mostraron a favor de apoyar una tasa reducida, limitada a gravar la venta de espacios publicitarios, dejando de lado el intercambio de datos de los usuarios y las actividades de intermediación.

No obstante, la oposición de Dinamarca, Finlandia, Irlanda y Suecia fue más fuerte, ya que al tratarse de una reforma fiscal se necesitaba la aprobación de todas las capitales europeas.

El impulso de un gravamen similar al que se proponía pasa ahora por un acuerdo que pueda producirse o no en el seno de la OCDE. Sin embargo, si la OCDE no alcanza ningún acuerdo a lo largo de 2020, la Comisión Europea retomará la concepción de este impuesto.