Reforma fiscal en México, necesaria para redistribuir recursos en el futuro

El Banco Mundial hace un llamado para que se aplique una nueva ola de reformas en México que inicien por la fiscal
.
 .  (Foto: Getty)

El Banco Mundial hace un llamado para que se aplique una nueva ola de reformas en México que inicien por la fiscal, siga con la de coordinación fiscal y que ésta última se amplíe para garantizar que los estados y municipios cuenten con los recursos necesarios para actuar ante un desastre con celeridad.

De acuerdo con el Director del Banco Mundial para México y Colombia, Pablo Saavedra, mientras se desarrolle y ejecute una reforma fiscal en el país, habrá recursos para redistribuir en el futuro.

Con una base impositiva más amplia, el estado puede aprovechar también para generar mayores incentivos hacia los gobiernos de los estados, e impulsar una reforma a la Ley de Coordinación Fiscal.

Al participar en la Cuarta Conferencia Anual sobre los Retos fiscales que enfrentan los gobiernos subnacionales, organizada por el Banco Mundial y la calificadora Moody´s, explica que al aprovecharse el espacio que prevalece para incrementar la recaudación federal, estatal y municipal, se puede avanzar para enfrentar los grandes retos que tiene México en materia de pensiones; infraestructura y rezago en inversión.

El representante para México, considera que “las pensiones subnacionales son un tema que se vuelve muy álgido en el caso de México, pues hay estados que toman alrededor de 5% o 6% de su gasto total para cubrir el déficit de pensiones”.

Ante el Subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio González, quien también participó en el evento, subrayó que “México se acerca poco a poco a los niveles muy preocupantes internacionales donde los gobiernos de Colombia y Brasil, destinan cerca de 25% de su presupuesto en pensiones”.

Acerca del segundo gran reto que identificó como crítico para México, el de infraestructura, destacó la situación de Oaxaca, donde persisten los daños de infraestructura generados por los sismos de 2017, particularmente en distribución de agua y servicios sanitarios.

Y acerca del rezago que experimenta México en inversión, dice que con una reforma más amplia hacia la Ley de Coordinación fiscal, se podrían ecualizar las transferencias para dirigirlas a la inversión en infraestructura.

El funcionario reconoció que esta serie de cambios se tendrían que pensar para una ejecución en el mediano plazo, pues previo se requiere mucha discusión, que tomará tiempo y calma.

Con información de El Economista