FMI advierte sobre recaudación de AMLO

En julio pasado, la Inversión Fija Bruta que se realiza en México se contrajo 9.1%, lo que significó su mayor caída desde noviembre del 2009, cuando se hundió 9.5%
.
 .  (Foto: Cuarto Oscuro)

Sin un estímulo que acelere las ganancias por petróleo o la recaudación tributaria, los ingresos generales del gobierno de México se mantendrán alrededor de 22 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) de aquí al año 2024, estima el Fondo Monetario Internacional (FMI). Se trata de las ganancias más bajas administradas por el gobierno, desde el 2010.

Tan sólo en este, el primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los expertos del organismo internacional anticipan que la administración perderá medio punto del PIB de los recursos que logró ingresar en 2018, esto a causa de la desaceleración económica.

Al interior del reporte semestral Fiscal Monitor, divulgado desde Washington por Vitor Gaspar, director de Asuntos Fiscales del FMI, anticipan que el gobierno del presidente López Obrador captará en su primer año de gobierno, ingresos públicos equivalentes a 22.9 puntos del PIB, un nivel que irá fluctuando a la baja.

Los expertos del organismo evidencian que, a pesar del compromiso que ha mantenido la administración actual con finanzas públicas estables, la deuda general del gobierno se incrementará desde los 53.6% del PIB, donde la recibió en 2018, hasta los 54.6 puntos del PIB el año entrante.

La citada medición incluye las obligaciones de todas las instituciones públicas, incluidos Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), fondos de seguridad social y deuda del gobierno en sus tres órdenes: federal, estatal y local.

En la conferencia donde se presentó el informe, el Consejero de Asuntos Fiscales del Fondo observó que las condiciones financieras volátiles que prevalecen pueden poner en riesgo a las autoridades financieras de los miembros. Por ello, recomendó la contención fiscal.

Cinturón apretado en cifras

En el documento, los economistas del FMI advirtieron que el esfuerzo del gobierno actual por reducir el gasto público se acentuará conforme avance el sexenio, y registrará su punto más bajo en una década en el año 2021, cuando alcanzará el equivalente a 24.7 puntos del PIB.

La estafeta que recibió el gobierno de AMLO al asumir el poder, fue de un gasto público equivalente a 25.7 puntos del PIB. No obstante a la tendencia, consideran que subirá paulatinamente hasta llegar a 25.1 puntos del PIB en el año 2024, al cierre de la administración.

Sin hacer un detallado análisis o interpretación sobre estas proyecciones, los expertos del organismo consignan en el informe que en la medida que las autoridades identifiquen estas previsiones, tendrán una referencia sobre el patrimonio disponible.

Mejorar eficiencia de gasto

La semana pasada, el FMI divulgó los resultados de la revisión anual del organismo para México, conforme marca el Artículo IV del Convenio Constitutivo. Ahí recomendaron la aplicación de una profunda y exhaustiva reforma hacendaria, que incluya el aumento de ingresos tributarios y eficiencia en el gasto público.

Acerca del gasto, propusieron aumentar la inversión pública "sólo si se consigue una posición fiscal sostenible y un plan integral de infraestructura que establezca prioridades y opciones de fondeo".

Consignaron que la eficiencia del gasto en protección social se podría lograr racionalizando los "numerosos programas de protección social y mejorando su focalización, incluso reduciendo errores de inclusión y exclusión".

Propusieron normas más estrictas y más transparentes en la contratación temporal de trabajadores con un reclutamiento basado en el mérito y el establecimiento de un sistema de nómina centralizado.

En el Fiscal Monitor, que es una radiografía de la situación fiscal mundial, los expertos del FMI destacan que los niveles de deuda en el mundo han seguido al alza, mientras que algunas economías emergentes han logrado reducirla.

Este jueves 17 de octubre arrancan formalmente las Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial (BM), con las conferencias de la nueva directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva y el presidente del BM, David Malpass.

*Con información de El Economista