Acuerdan aplicar una tasa global para gigantes tecnológicos

Ministros y banqueros centrales del G20 discutieron el riesgo que encierra el criptoactivo que planea lanzar Facebook
.
 .  (Foto: Getty)

Los gobiernos de las 20 economías más grandes del planeta, entre las que se encuentra México, cerraron filas para limitar la elusión tributaria de las grandes firmas tecnológicas globales. Tras una serie de reuniones sostenidas en paralelo a las Reuniones Anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI), los ministros y banqueros centrales del G20, respaldaron la nueva propuesta de la OCDE a favor de que los gigantes tecnológicos como Google, Facebook, Apple y Amazon, tributen en el país donde están sus usuarios, que es donde generan sus ingresos. Esto, independientemente del domicilio fiscal de las compañías.

“Reafirmamos nuestro pleno apoyo a una solución basada en el consenso que garantizaría que las empresas digitales multinacionales que consiguen altos beneficios, paguen los impuestos donde realizan las actividades en estricta relación con el consumo de sus servicios, pues es donde generan los beneficios”, detallaron en un comunicado.

De acuerdo con el comunicado de las conclusiones, los ministros también discutieron el riesgo que encierra el criptoactivo que planea lanzar Facebook, denominado Libra, al establecer que “las divisas digitales, como la promovida por Facebook imponen retos importantes de regulación y políticas públicas”.

Apenas el 9 de octubre, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo  Económicos (OCDE) divulgó un informe donde estableció que el beneficio que obtienen este tipo de empresas digitales, debe gravarse precisamente donde ofrecen sus servicios. Con ello, se evitará la práctica que mantienen por ahora, donde realizan su tributación en paraísos fiscales y centros offshore, que genera pérdidas de recaudación que oscilan entre 100,000 y 240,000 millones de dólares al año.

El acuerdo al que llegaron en el marco de las reuniones del G20 es aplicar un sólo impuesto mínimo digital a lo largo de todos los países. El segundo acuerdo, es que se implemente a fines de 2020 y el tercer acuerdo es un calendario de implementación empezando en enero del año próximo.

Se espera tener un primer borrador del acuerdo redactado entre mayo y junio de 2020, que se pueda traducir en impuestos tributarios.

El G20 está integrado por las economías avanzadas y en desarrollo, que participan con más 75% de la economía y dos tercios de la población mundial. Está integrado por Alemania, Arabia Saudita; Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur; Estados Unidos; Francia; India, Indonesia, Italia; Japón; México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía.

Principio de equidad en México

De acuerdo con el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, atraer las plataformas de digitalización al cumplimiento tributario, es mucho más que una tendencia mundial, o un área de oportunidad para fortalecer la recaudación

“Estamos hablando de un principio de equidad en el tratamiento de empresas que ofrecen los mismos servicios y pagan impuestos al contar con un domicilio fiscal físico y generarse ingresos en el país de operación”, dijo Herrera.

En conferencia de prensa, dijo que México no está planteando la creación de un impuesto digital. Los impuestos que se cobran en México son los tradicionales, el ISR y el IVA. Pero estamos buscando mecanismos para cobrar los impuestos establecidos y que por la legislación (anticuada) no incluían a la economía digital.

El funcionario, que participó en las reuniones del G20, precisó que en espera de lograr este acuerdo signado esta semana, los países habían convenido  introducir impuestos digitales temporales mientras llegábamos al acuerdo general. Caso concreto, la llamada “tasa Google” , impuesta en  Francia, España y Reino Unido entre otros.

La soberanía está en juego, el argumento: los europeos quieren vetar Libra, la moneda virtual de Facebook

Francia, Alemania e Italia preparan una serie de medidas para impedir que la criptomoneda de Facebook, Libra, entre en Europa, anunció el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, enumerando las amenazas que este medio de pago representa para los estados. “Libra no es bienvenida en el territorio europeo. Vamos a tomar medidas con los italianos y con los alemanes porque nuestra soberanía está en juego”, dijo en una conferencia de prensa al margen de la reunión anual del FMI y el Banco Mundial.

El ministro francés señaló que no va a aceptar que “una empresa multinacional privada tenga el mismo poder, la misma potencia monetaria que los estados soberanos que están sometidos a un control democrático”.

El G7, el grupo de los siete países más industrializados (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia y Japón), acordó el jueves que la condición sine qua non para lanzar criptomonedas estables es la instauración de un marco jurídico.

El viernes el G20 indicó que la moneda digital representa “serios” riesgos, incluyendo el lavado de dinero, el fraude y las finanzas ilícitas.

“Este tipo de riesgos necesita ser evaluado y abordado de una forma apropiada antes de que este tipo de proyectos pueda comenzar”, dijo en un comunicado la presidencia japonesa del G20.

Pero lo europeos parecen querer ir más lejos, prohibiendo lisa y llanamente la moneda de Facebook. El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, se pronunció en el mismo sentido y dijo que es muy “escéptico” con respecto a Libra.

“Estoy a favor de no dejar que un tipo de moneda global se establezca, porque ésta es la tarea de estados democráticos”, indicó a los periodistas.

El funcionario alemán reconoció que existe una “necesidad de reforma” para hacer los pagos internacionales transfronterizos más simples, convenientes y baratos, indicando que al mismo tiempo es necesario “salvaguardar la autonomía de los estados democráticos”.

Preguntas legítimas

Bertrand Perez, director general de la Asociación Libra, dijo que la “prioridad” es trabajar con los reguladores para “responder a preguntas legítimas para dar todas las garantías necesarias”.

La Asociación Libra, creada para lanzar la criptomoneda, fue presentada el lunes en Ginebra, con pesos pesados como Uber, Spotify y Vodafone, pero su estreno estuvo marcado por las ausencias de aliados de la talla de Visa, Mastercard, ebay o PayPal.

Le Maire reiteró este viernes que uno de los principales puntos de desencuentro es el hecho de que Libra va a estar asociada a una canasta de divisas.

“Basta con que Facebook decida tener más euros o más dólares para tener un impacto en el nivel de intercambio entre el euro o el dólar para entonces tener un impacto directo sobre el comercio, la industria, los estados que tienen como moneda de referencia el euro o el dólar”, dijo.

Para el funcionario, esto afectaría la eficacia de los estados y debilitaría la independencia de la política monetaria.

“¿Es deseable que la política monetaria esté en manos de una empresa privada como Facebook? Para mí la respuesta clara es no”, concluyó.

Le Maire destacó que no está en contra del establecimiento de una moneda única pública, para lo cual Francia está dispuesta a trabajar “en un marco europeo”. 

Con información de El Economista.