Actualización de impuestos mermarían capacidad de consumo

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó la miscelánea fiscal para 2020, cuyo proceso consideraba un gravamen a bebidas azucaradas
.
 .  (Foto: iStock)

Los pequeños comerciantes se congratularon porque la Cámara de Diputados rechazó actualizar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IESPS) a productos de alta demanda, como refrescos y bebidas alcohólicas, debido a que afectarían el poder de consumo de los mexicanos.

El presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), Cuauhtémoc Rivera, opinó que con la posible actualización del impuesto se pondría en mayores aprietos la calidad de vida de los mexicanos, quienes viven al día por sus bajos ingresos.

Calificó además la medida de inaceptable, pese a tener el argumento de hacerlo para contar con mayores recursos para la atención de los problemas de salud en México.

"Se ha usado el discurso de la salud para justificar la creación de este impuesto, sin embargo, se recauda y no se gasta ahí", argumentó el dirigente empresarial, quien expuso que desde 2014 y hasta la fecha se han recaudado al menos 235,000 millones de pesos para ese propósito.

"Toda esta recaudación que ha sido muy importante no se ha aplicado al gasto de salud pública, cuyo gasto nunca ha llegado a 3% y va en decremento", insistió en entrevista con Notimex.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó la miscelánea fiscal para 2020, cuyo proceso consideraba un gravamen a bebidas azucaradas, comida chatarra, bebidas alcohólicas y cigarros a partir del 1 de enero, con el fin de recaudar entre 30,000 y 46,000 millones de pesos.

Sin embargo, la mayoría votó en contra de incrementar el IEPS. El haberlo avalado, como lo propuso la diputada Imelda Pérez, hubiera sido darse "un balazo en el pie" frente al sombrío ambiente económico nacional e internacional, enfatizó Rivera.

En México se prevé un crecimiento económico de solo 0.2% para 2019 y de 1.3% para el próximo año, por lo que la situación de las familias se complicará aún más con el elevado costo de algunos productos de la canasta básica, apuntó.

De acuerdo con el monitoreo de precios de la ANPEC, los precios del frijol, jitomate, chile y aceite se han incrementado 7.31, 5.6, 3.61 y 3.57%.

"La actividad comercial está muy castigada y en este entorno pretendían aumentar los impuestos, hubiera sido un gravísimo error", argumentó Rivera, al referir que eso hubiera sido como "tirar una piedra al centro de un lago".

"Si se autoriza en automático se desarrolla una ola epicentrica de aumentos en torno al resto de los productos. Entonces, no celebro que la gente tome más cerveza, no celebro que la gente tome más refresco, ni que la gente coma más papitas, sino celebramos que no hayan aumentado los impuestos", reiteró.