¿Subir recaudación sin reforma?

Margarita Ríos-Farjat confía en que en el 2020 vaya mejor en materia recaudatoria
(Foto: Cuarto Oscuro)
 (Foto: Cuarto Oscuro)  (Foto: Redacción)

La recaudación en el 2019 va bien, refleja un menor ritmo de actividad económica, pero también el impacto de las devoluciones por 40,000 millones de pesos que restaban del 2018, pues al cierre de ese ejercicio fiscal había 109,000 millones de pesos de devoluciones pendientes, cuando el promedio general es de 70,000, explica Margarita Ríos-Farjat, jefa del Servicio de administración Tributaria (SAT).

En breve charla con El Economista, Ríos-Farjat expresa su confianza en que el próximo año será mejor en materia recaudatoria y aclara que hay margen para mejorar significativamente los ingresos, a pesar de que no se piensa aumentar impuestos, “éste es un compromiso del presidente López Obrador, a nosotros en el SAT nos corresponde ser más eficientes. Definitivamente hay mucho que podemos hacer”.

El miércoles por la noche se difundió el informe trimestral de finanzas públicas, en el cual se reportan caídas en la recaudación del IVA e ISR, de 2.6 y 0.6%, respectivamente, en los primeros nueve meses del 2019. Ríos-Farjat aclara que en septiembre “hubo un bache respecto a las cifras de junio. Eso pasa generalmente, no es extraño, corresponde al ciclo anual”.

—A partir de las cifras de recaudación y de cara al 2020, ¿el SAT mantendrá el paso o tendrá que redoblar el esfuerzo para compensar un difícil entorno económico?

Nosotros cada día que amanecemos redoblamos los pasos, viendo cómo podemos contribuir. Se tiene que nivelar el piso. Hubo un desorden, muchas cosas se hicieron bien, insisto, muchas otras se descuidaron. No sé a qué nivel, no sé si rebasaron la administración tributaria, como tal, pero definitivamente sí hubo cosas que se descuidaron (...) En la adquisición de tecnología, nos llenamos de juguetes en algunas áreas cuando no era ni necesario.

—¿Puede afirmar que ya se corrigieron todos los problemas que encontraron?

No, claramente no. Cada día voy sabiendo más cosas, pero estoy segura de que hay muchas cosas más que me faltan por descubrir. La semana pasada dimos con algunos temas francamente espantosos, terribles y estamos viéndolos con Palacio. Si me perdonan la reflexión filosófica, sé muchas cosas, pero lo que no sé es mucho mayor. Soy muy popperiana (de Karl Popper). Ese anhelo de saber me va a acompañar siempre y el día que yo piense que ya corregimos todo ya no tendré anhelo de saber nada.

Grandes evasiones, preocupación global

Margarita Ríos-Farjat dice que uno de los aspectos que preocupa a las autoridades fiscales en todo el globo se refiere a las grandes evasiones y la falta de avances en el tema de tecnología digital.

Plantea que los grandes de tecnología digital están domiciliados en determinadas jurisdicciones en donde pagan el ISR, pero mientras esos (países) no entren (a la discusión) no entrarán los demás. “Mientras ellos se levanten de la mesa cada vez que tú quieras regular, mientras no se quieran sentar a discutir esas jurisdicciones beneficiarias por plataformas digitales y demás, no se va a poder hacer una cosa sensata”, aseveró.

Entorno difícil para todos

Precisa que el entorno internacional difícil afecta a todos los países.

En el caso de Centro y Sudamérica, precisa que algunos muestran caídas importantes en su recaudación, de 5%, y otros han tomado medidas importantes como definir paquetes de rescate con condonaciones y en otras se ha optado por definir impuestos nuevos.

En el caso de Europa, dice, la cosa no pinta mejor, y sus contrapartes ven efectos en sus arcas públicas por la situación de Alemania y su bajo crecimiento, y por Gran Bretaña y el Brexit.

Con información de El Economista.