En 9 meses, SAT obtuvo más recursos fiscalizando menos

Las auditorías se han enfocado en combatir conductas como la simulación de operaciones o emisión de facturas falsas
.
 .  (Foto: iStock)

De enero a septiembre de este año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) incrementó considerablemente la rentabilidad de sus actos de fiscalización, de acuerdo con los datos publicados por el fisco.

En los primeros nueve meses del año, el SAT recaudó 87.5 pesos por cada peso invertido en fiscalización, lo que supone un incremento de 43.7% respecto al mismo periodo del año pasado, cuando logró tener ingresos por cada peso invertido de 58.5 pesos.

De esta manera, el 2019 se convertiría en el año con la mejor rentabilidad de fiscalización que tiene registro el órgano recaudador.

De acuerdo con los datos del fisco, al tercer trimestre del año se ha recaudado un total de 171,247 millones de pesos por auditorías. Sin embargo, no se proporcionó información sobre el presupuesto ejercido para llevar a cabo las revisiones. El año pasado, por ejemplo, el presupuesto del SAT para realizar fiscalizaciones fue de 2,408 millones de pesos.

La recaudación total de los tres primeros trimestres del año fue 16.7% mayor a la que se obtuvo en el mismo periodo del 2018, cuando el SAT logró obtener ingresos por 141,196 millones de pesos por auditorías.

En los últimos años, las auditorías que realiza el fisco a los contribuyentes se han enfocado en combatir conductas como la simulación de operaciones o emisión de facturas apócrifas, ello con el objetivo de propiciar un mayor cumplimiento voluntario y disminuir la evasión fiscal.

“Cuando nosotros entramos al SAT teníamos dos ejes principales: uno era lo relativo a combatir tipo de evasión fiscal y otro, facilitarle la vida al contribuyente. Creo que del lado de la evasión fiscal, ha quedado muy clara la estrategia y lo que hemos llevado a cabo”, declaró hace algunos días Margarita Ríos-Farjat, jefa del órgano recaudador.

Desde la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, en diciembre pasado, se han delineado estrategias para acabar la evasión fiscal.

Para el siguiente año, con lo aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación y la Miscelánea Fiscal, los expertos prevén que el SAT sea más fiscalizador, sobre todo teniendo en cuenta que no se espera emprender una reforma fiscal sino hasta mitad de sexenio.

En una plática anterior con El Economista, Ríos-Farjat aseguró que hay espacio para aumentar la recaudación tributaria sin la necesidad de hacer una reforma fiscal, a través de una mayor eficiencia de la institución.

Menos actos de fiscalización

Los datos del órgano recaudador mostraron que contrario a lo que pasó con la recaudación, los actos de fiscalización bajaron levemente en los primeros nueve meses del año en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Anteriormente, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público explicó que las auditorías han privilegiado la calidad sobre la cantidad, por lo cual la reducción de actos es resultado de ello. Lo anterior, añadió, es para reducir las molestias a los causantes y aprovechar de mejor manera los recursos públicos.

Este año, el SAT realizó un total 47,983 auditorías, 0.7% menos que los actos de fiscalización realizados el año previo, que contabilizaron 48,336.

Para hacer la fiscalización, el SAT prefirió las auditorías masivas, con 21,276 actos. Le siguieron las verificaciones diversas, con 15,515 actos; visitas domiciliarias, con 5,923; revisiones de gabinete, con 4,899; dictámenes, con 363; y compulsas externas, con apenas siete.

Tecnología, su mayor aliado

Para mejorar la rentabilidad de los actos de fiscalización, el gran aliado del SAT ha sido la tecnología, coincidieron expertos, en especial el llamado big data, que son los cruces de información con otras dependencias como el IMSS o el Infonavit.

“Esto es resultado de la tecnología, la cual se ha empleado desde años anteriores. El SAT ha invertido en nuevas tecnologías y muestra de ello es la factura electrónica —la cual, el siguiente año podrá ser instantánea— el intercambio de información con otras dependencias, así como las auditorías electrónicas”, explicó Guillermo Mendieta, socio de la firma Guillermo Mendieta y Asociados.

Agregó que otro factor que apoyó la mejoría fueron los juicios que ganó el SAT en los últimos meses frente a los contribuyentes, los cuales le han dejado montos recaudatorios.

Datos de la autoridad mostraron que de enero a septiembre de este año, el SAT ganó 8,626 juicios, lo que representó casi la mitad de los 17,452 que se registraron en el periodo, contra 7,217 juicios que le ganaron los contribuyentes al SAT.

Los juicios se interpusieron ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por su parte, Manuel Toledo, socio de Proactive Tax & Legal, señaló que el aumento de la recaudación por peso invertido es un buen indicador, ya que refleja resultados del SAT en cuanto al mandato de combatir a la evasión y defraudación fiscales.

¿Qué son los actos de fiscalización?

Son aquellos procedimientos que lleva a cabo la autoridad fiscal con el fin de constatar el cumplimiento adecuado de las obligaciones fiscales y aduaneras, como son las auditorías que realiza a los contribuyentes. Dichos actos también le generan ingresos al SAT, lo que se le conoce como recaudación secundaria.


Con información de El Economista.