Estímulo fiscal a vivienda ¿con problemas?

De acuerdo con la SHCP los precios de las casas bajarán, pero las compañías tendrán que cumplir con ciertos requisitos
 Los servicios contratados con terceros están gravados con el IVA  (Foto: Redacción)

El estímulo fiscal que anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) promete hacer más baratas las casas en México, pero trae algunas obligaciones y limitaciones para las constructoras y sus proveedores, según expertos. 

Antes, los proveedores debían pagar un Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16% por los servicios que brindaban a las constructoras, como plomería. Estas compañías trasladaban este impuesto a la constructora, por lo que se incrementaba el precio de vivienda.

Hacienda prometió que el precio de las casas bajará entre 1% y 3% con el estímulo fiscal, aunque para ello estas compañías deben cumplir con ciertos requisitos:

1. El permiso

Las constructoras deben solicitar ante las autoridades locales una licencia para uso exclusivo de construcción de casa-habitación, mismo que no deben cambiar si quieren evitar el pago del IVA, señaló Jorge Caballero, socio de impuestos corporativos líder del sector inmobiliario de KPMG en México.

Además precisó que si cambia el giro o uso de suelo se tendría entonces que pagar el IVA correspondiente.

“Te dan un permiso de vivienda y si meses después quieres cambiar el giro o uso de suelo a comercial,  [...] te obliga a ti como constructora a hacerte responsable solidario y ahí se tendrá que detonar [cumplir con] el Impuesto al Valor Agregado”, explicó el analista de KPMG.

2. Solo para formales

Los proveedores de las viviendas deberán estar regularizados, es decir, estar registrados en el Registro Federal de Contribuyentes, emitir facturas electrónicas y declarar ante el SAT los servicios que brindan.

La SHCP ha dicho que este estímulo promueve la formalidad porque está destinado solo a quienes presentan su declaración fiscal, aunque esto no hará que todos los proveedores informales se hagan formales, reiteró el especialista.

3. Presentar un aviso

Cada mes de enero, los proveedores deberán presentar ante el SAT un aviso en el que informen a la autoridad fiscal que usarán este beneficio, de lo contrario el estímulo fiscal se cancela, según el decreto de Hacienda.

4. Ajustes a las facturas

En cada factura que el proveedor entregue a las constructoras y declare ante el SAT, el proveedor debe incluir el costo por mano de obra y materiales, y señalar que sus servicios son “exentos de IVA”, según lo publicado por Hacienda en el Diario Oficial.

También deberá tener el número del permiso de construcción, que será proporcionado por la constructora, y la dirección donde brindará sus servicios.

Asimismo, los proveedores deberán pedir a la constructora un documento donde ésta manifieste que usará los servicios exclusivamente para una obra de casa-habitación, ya que si el SAT detecta que no se usaron para este fin cancela el estímulo y los proveedores deben pagar el IVA.

Esta manifestación también deberá incluir el número de la licencia de construcción y el compromiso de la constructora a ser solidario responsable.

Con información de CNN Expansión