Recorte de programas ¿para impulsar la economía?

El CEFP calificó como necesario evaluar la eficacia de los programas presupuestarios antes de hacer modificaciones
 Regulación del SAR  (Foto: Redacción)

Con la modificación a la estructura programática que el Ejecutivo federal presentó para la elaboración del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 (PPEF 2016), el sector público podría tener ahorros por 41,827.1 millones de pesos, aseguró el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

En ese sentido, el organismo puntualizó que el ahorro se originaría de la eliminación de 78 programas presupuestarios vigentes en 2015. Además, de la posibilidad de la fusión y re-sectorialización de programas presupuestarios.

De acuerdo con el documento “Modificaciones a la Estructura Programática a Emplear en la Elaboración del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016”, el CEFP detalló que del análisis de la propuesta se identificaron 282 planes presupuestarios fusionados en 99 (de los cuales 20, son nuevos), los cuales involucran recursos por 705,750.9 millones de pesos.

Además las fusiones implican la desaparición de 183 programas, distribuidos en 18 de los 24 Ramos Administrativos.

En ese sentido, el CEFP especificó que los ramos del Medio Ambiente y Recursos Naturales y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado son los que mayores ajustes presentan, pues el primero reduce sus programas en 30 -mismos que en conjunto contaron en 2015 con una asignación presupuestal de 18,557.5 millones de pesos- y el segundo en 27 con recursos por 42,850.0 millones de pesos.

Sin embargo, aclaró que la fusión de programas derivada de la reingeniería del gasto, podría dar lugar a opacidad y generar dificultad para evaluar si cada uno de ellos cumple con sus objetivos, toda vez que el propio Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) señaló que existe limitación para evaluar los programas debido a que es recurrente que éstos se enfoquen a más de una población objetivo.

Por ello, expresó la necesidad de acompañar a esta simplificación programática con indicadores de desempeño adecuados que permitan medir el beneficio y el cumplimiento de los objetivos de los nuevos programas.

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas destacó que es un acierto llevar a cabo una revisión del gasto en aras de que los recursos económicos del sector público se administren bajo los principios que la propia Constitución Política establece: eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez para satisfacer los objetivos a los que estén destinados.

Sin embargo, mencionó que es necesario que dicha modificación vaya acompañada de mecanismos e indicadores adecuados que permitan transparentar la ejecución de los recursos y evaluar el desempeño de cada uno de los programas, con el fin de evitar opacidad en la rendición de cuentas.