EU retrasa el intercambio de información

El intercambio de datos financieros se vio obstaculizado por los requerimientos específicos de varios países
 En vigor el reglamento sobre protección de datos personales (foto: Alejandro Hernández/Dinero Inteligente)  (Foto: Redacción)

México, (Notimex).- Estados Unidos extendió por 30 días el plazo para intercambiar los datos de las cuentas de mexicanos en aquel país, informó el jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez.

La fecha límite que se estableció para que Mexico y Norteamérica intercambiaran información bancaria y financiera de sus respectivos contribuyentes era el pasado 30 de septiembre, pero el gobierno estadounidense extendió el plazo hasta el 31 de octubre.

Sin embargo, México inició y continuará con la entrega de la información de ciudadanos norteamericanos en instituciones financieras mexicanas, lo que refrenda la Ley sobre el Cumplimiento Fiscal relativa a Cuentas en el Extranjero (FATCA, por sus siglas en inglés).

El beneficio para México es que dichos datos que se entregaban a petición de parte, ahora serán obtenidos de manera automática mediante un instrumento digital de todos los contribuyentes, mismo que puede ser leído y utilizado en los cruces institucionales para detectar posibles casos de ingresos, a fin de emitir de manera computarizada los requerimientos o auditorías necesarios.

Asimismo, Aristóteles Núñez apuntó que la extensión del plazo le permite a Estados Unidos tener a tiempo la información de mexicanos que recibieron más de 10 dólares en intereses el año anterior en las instituciones financieras americanas.

Una vez que el SAT reciba la información, cotejará los datos con las declaraciones fiscales de los contribuyentes y su debido cumplimiento de sus obligaciones con el fisco. No obstante, si América del Norte reportó una inversión y el contribuyente no lo declaró ante el fisco se aplicará una serie de medidas tales como la auditoria.

Finalmente, Núñez explicó que el retraso que tuvo EU se debió a que varios países conllevan normativas específicas para el intercambio, por lo que la compilación de la información se hizo generalizada.