Alertan por correos fraudulentos en nombre del SAT

Expertos sugieren preguntas para evitar caer en mensajes apócrifos en línea
 -  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- ESET Latinoamérica alertó sobre una campaña en México de mensajes de correo electrónico intimidatorios dirigidos a usuarios del SAT, que llega a la bandeja de entrada de las potenciales víctimas.

En un comunicado, la empresa en detección proactiva de amenazas señaló que el correo fraudulento solicita al usuario regularizar su situación fiscal, en el cual se debe revisar un documento de Word adjunto (Informe_SAT.doc), que se descargará desde un sitio de Internet.

Explicó que al hacerlo, se permitirá la ejecución de macros o instrucciones que ya han sido programadas por el atacante, y dicho malware ha sido identificado por las soluciones de seguridad de ESET como VBA/TrojanDownloader.Agent.ASR. Estos macros, a su vez, permiten la descarga y posterior ejecución de una segunda muestra de malware.

Ante ello, ESET sugiere preguntas que deberá hacerse el usuario antes de acceder a cualquier enlace.

  • La primera es si se confía en la persona que envía o publica el enlace, ya que si no se está seguro se debe verificar antes de abrir o descargar cualquier archivo.
  • Una segunda pregunta es si se confía en la plataforma, pues si el enlace ha sido compartido en la Intranet de la compañía o en un grupo privado de WhatsApp no hay motivo de preocupación, pero se debe tener precaución si hay algo en la carpeta de spam del correo electrónico o en una cuenta anónima de Twitter.
  • Cuestionar la confianza que se tiene en el destino del enlace, debido a que si no lo conoce, no debería hacer clic en él y sí hacer una búsqueda web y visitar el sitio web a través de esa ruta.
  • Las campañas de phishing intentan coincidir con eventos de trascendencia, ya que los cibercriminales aprovechan cualquier ocasión para hacer que un usuario haga clic en un enlace que los lleve a un sitio web malicioso, como algún desastre natural, Juegos Olímpicos o Copas Mundiales.

Debido a lo anterior, ESET aconseja dudar de los correos de la bandeja de entrada y usar servicios como LongURL y CheckShortURL, para restaurar el enlace recortado a su original.