Proponen mayor deducción en autos eléctricos

Pretenden modificar distintas normatividades con el objeto de incentivar la compra de vehículos sustentables
 (Foto: Getty images)  (Foto: Redacción)

El diputado José Clemente Castañeda Hoeflich propuso exentar el 100% del ISR en la adquisición de automóviles que operen con fuentes de energía no contaminantes y su costo será deducible hasta por 500,000 pesos.

La propuesta se desarrolló sobre las modificaciones de la Ley General de Salud, Federal del Impuesto sobre Automóviles Nuevos e ISR respecto al medio ambiente con el objetivo de  impulsar la industria de automóviles eléctricos como una fuente de ingreso, mediante los incentivos fiscales para compradores y empresarios.

Las reformas englobaran tres puntos centrales:

  • Se pretende prohibir toda forma de patrocinio, como medio para posicionar los modelos de automóviles de combustión interna que utilicen combustibles fósiles que incentive la compra y el consumo de los mismos.
  • Se impedirá la distribución directa o indirecta artículos promocionales que muestre el nombre o logotipo de modelos que utilicen combustibles fósiles.
  • La publicidad y promoción de automóviles que utilicen combustibles fósiles, únicamente será dirigida a mayores de edad a través de comunicación personal o en establecimientos de acceso exclusivo para la venta.

El coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano señaló que la iniciativa no busca generar afectaciones financieras a la industria automotriz, lo que pretende es incentivar esquemas de movilidad más eficientes y económicos, con el desarrollo de nuevas tecnologías sustentables y sin afectaciones a la salud.

Justificación de la iniciativa

Las políticas implementadas para sanear la contaminación ambiental “son poco estratégicas, ya que en 2015, las ventas de autos con motores de combustión interna lideraron el mercado”, debido a que se emite un estimado de 2,955 kilogramos de dióxido de carbono al año.

El incremento del parque vehicular correspondió -en 2014- a un automóvil por cada 4.6 habitantes.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), los estados que incrementaron su parque vehicular entre 2010 a 2014 fueron: Estado de México (con un millón 538,943); Ciudad de México (393,497); Michoacán (252,352); Guerrero (226,763) y Jalisco (199,633), mismos que concentraron la mayor parte de partículas nocivas para la población, la economía y un gasto público en servicios de salud valuados en 728 millones de pesos por año.

Las pérdidas de productividad es de 3,396 millones de pesos y las muertes originadas de la contaminación sumaron a 5,065 personas.

La publicidad motriz a nivel mundial crecerá en 667,000 millones de dólares (mdd) en 2018, en contraste con 2015 que fue de 574,000 mdd; lo que demuestra la vinculación de la propagación de vehículos nuevos que contribuyen al deterioro ambiental, sin mencionar la creciente explosión en el parque vehicular de las metrópolis del mundo y de México.