Mexico necesita volver al equilibrio fiscal: expertos

Diversos analistas señalaron que el nivel de deuda de México es `manejable´
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)
Por Carmen Luna

Luego de años de estabilidad económica que se consiguieron tras crisis sexenales recurrentes, el panorama para las finanzas públicas de México se complica; con la aplicación de una política de deuda creciente desde 2013, en medio de una fuerte depreciación del peso.

Para los especialistas, la única opción con la que cuenta la SHCP es regresar a la disciplina fiscal, es decir, reducir la deuda y ajustar el gasto a los ingresos, en un escenario en el que no se avizora un crecimiento de más de 2.5% para la economía mexicana en los próximos años.

Del 2012 al cierre de 2015 la deuda neta del país se incrementó en 10.1%, hasta alcanzar el 43.2% como proporción del Producto Interno Bruto (PIB); la razón de ello fe que en 2013 decidió dejarse atrás el equilibrio fiscal y apostar por una política de endeudamiento con el fin de acelerar a la economía, así el balance público subió a -3.5% del PIB al cierre de 2015 desde -2.6% de 2012, según cifras de Hacienda.

“La solución está en un regreso a la disciplina fiscal, lo que implica que si el país no genera los ingresos suficientes hay que ajustar el gasto. Pero no ha habido voluntad política”, señaló el director de Moody’s Analytics para América Latina, Alfredo Coutiño.

En paralelo, las cuentas externas de México comienzan a presentar desequilibrios: desde 2015 y al cierre del primer trimestre de 2016 el déficit de la cuenta corriente se ubicó cerca de 3% del PIB, cuando en 2012 representaba -1.4%.

“Hacienda no tiene mucha injerencia en las cuentas exteriores, lo único que le queda hacer es seguir con su proceso de consolidación fiscal para tratar de reducir el déficit, es básicamente el camino que tiene (para no aumentar los desequilibrios)”, explicó el especialista en economía Jonathan Heath.

Respecto a la moneda, desde 2014 el peso perdió 28.33% de su valor frente al dólar y las exportaciones manufactureras registraron una caída de 4.3% anual en el primer cuatrimestre del año, mientras que el déficit comercial sumó 6,065 millones de dólares, es decir, aumentó 174% anual, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Para lo anterior, el directivo de Moody´s Analytics dijo que “lo que le está pasando al peso tiene explicación también en esos desequilibrios con los que está corriendo la economía mexicana (...) Y regresar a la disciplina, también implica terminar con una política monetaria expansiva que genera un exceso de demanda interna y aumento en las importaciones y a la vez implica más distorsiones”.

Ante el panorama, el titular de la SHCP, Luis Videgaray enfatizó que la dependencia continuará ajustando el gasto para 2017 y espera recuperar el equilibrio fiscal el próximo año:

Por su parte, la directora de México Evalúa, Edna Jaime señaló que“este año Hacienda ya asumió el riesgo de no ajustar y actuarán en consecuencia y si no lo hace vamos a entrar en una zona de alto riesgo para la economía mexicana. Para hacer las cosas bien debe predominar un criterio técnico y no político. Nos hace falta ajustar mucho más el gasto, la promesa del presupuesto base cero, se quedó en eso".

Finalmente, Moody’s advirtió que vigilará de cerca la política fiscal, por lo que el Gobierno mexicano, tiene hasta 24 meses para moderar su ritmo de endeudamiento y maniobrar para que la crisis de Pemex no contamine a las finanzas públicas, o de lo contrario la calificación crediticia del país sufrirá una reducción.

Con información de Expansión