Aumento al IESPS despreocupa a refresqueras

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública el aumento al gravamen logrará reducir el consumo de estas bebidas
 (Foto: Gettyimages)  (Foto: Redacción)

Por Sheila Sánchez Fermín

La Alianza por la Salud Alimentaria presentó ante el Senado una iniciativa cuyo objetivo es aumentar de uno a dos pesos por litro el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas saborizadas, situación que alertó de nueva cuenta a la Industria Refresquera Mexicana (Anprac).

De ser aprobado el aumento se generaría un ahorro de entre 6.4 y 50.9,000 millones de pesos (mdp) por casos prevenidos de diabetes, de acuerdo con la Asociación por la Salud Alimentaria.

Además se coadyuvaría en la reducción de la ingesta de refrescos y bebidas con alto contenido de azúcar; mientras que se aminoran los niveles de obesidad y sobrepeso.

Al respecto, los asociados de la Anprac mencionaron que el impuesto es regresivo, pero confiaron en que el Gobierno mantenga el Acuerdo de Certidumbre Tributaria presentado en febrero del 2014, en el que se acordó no aumentar las tasas de los impuestos existentes.

Según estimaciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) el incremento al gravamen lograría reducir entre 12% y 18% el consumo de estas bebidas, y potenciaría el impacto positivo en salud y en materia preventiva.

Durante el año de la implementación del impuesto a las refresqueras las ventas disminuyeron 1.9%; sin embargo, este efecto no se mantuvo, ya que la Anprac detalló que desde 2015 las transacciones aumentaron 2%, mismo que se mantuvo hasta abril pasado.

En ese sentido, el director regional de Grupo Aje, Gustavo López sostuvo que “más que satanizar, lo que tenemos que entender como industria es donde podemos generar valor y donde podemos hacer que el IEPS haga sentido”.

Además otras empresas lograron que el IEPS les funcionara para renovar su portafolio de productos, incrementar su oferta e incluso entrar en otras categorías de bebidas, comentó la analista de Banorte, Marisol Huerta.

El refresco y los mexicanos

De acuerdo con Euromonitor, México es el segundo país a nivel mundial que más consume refresco, es decir, supera a Estados Unidos, con un promedio de 118 litros per capita al año; no obstante, analistas de alimentos y bebidas coincidieron en que las tendencias a nivel regional y mundial, apuntaron a la adquisición de hábitos alimenticios más saludables.

La directora de la consultoría Interbrand, Constanza Gobelich, explicó que las bebidas carbonatadas perdieron importancia a nivel mundial y son sustituidas por bebidas más naturales, tipo agua o té.

"Las grandes empresas han ido priorizando productos saludables contra los no saludables lo que ha marcado un nuevo panorama en la categoría (…) y las han llevado a modificar su portafolio para enfrentar el impuesto con formatos más pequeños y reformulaciones de producto”.

Algunos ejemplos son el lanzamiento de artículos reducidos en azúcar y fortificados, el uso de edulcorantes para evitar el impuesto, así como la incursión de las limonadas y naranjadas en el mercado, debido a que son percibidas como “más saludables” aunque ello no implique una reducción del contenido de azúcar.

Con información de Expansión