Ejes principales del presupuesto 2017

Pese al contexto negativo mundial, México requiere proteger su estabilidad y crecimiento económico mediante tres tácticas gubernamentales
 (Foto: Stock)  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- El titular de la SHCP, Luis Videgaray Caso sostuvo que el proyecto presupuestal de 2017 tendrá como eje “proteger la estabilidad, el crecimiento, la inflación, los empleos y la economía de las familias mexicanas”.

El funcionario señaló que frente al entorno internacional complejo, le toca al gobierno federal “apretarse el cinturón (…) y las decisiones que habremos de presentar a la discusión en el Congreso de la Unión a partir de septiembre, tendrán como eje primero, preservar, proteger la estabilidad de la economía mexicana, proteger nuestro crecimiento, proteger la creación de empleos, que sigamos teniendo inflación baja”

Por ello, mencionó que el país tiene tres retos hacendarios:

Primero.- Pese al entorno internacional muy complejo, bajos precios del petróleo, gran volatilidad en los mercados financieros internacionales y riesgos de carácter geopolítico explicó que “el primer reto es preservar la estabilidad financiera del país con el objetivo de que México siga creciendo de manera equilibrada”.

Segundo.- El cumplimiento de los objetivos del gasto público y lograr que los tres niveles de gobierno tengan la capacidad financiera para cumplir con sus obligaciones frente a la ciudadanía; para entregar los bienes y servicios públicos con razón y derecho, que lleven a cabo los gobiernos.

Tercero.- El manejo de los recursos en forma transparente, clara y con eficacia por parte de las “haciendas públicas, y que sea todo esto de cara a la ciudadanía, rindiendo cuentas de manera efectiva”.

Con lo anterior, refirió que México sigue creciendo con estabilidad pese al entorno global, el cual es confirmado por el Inegi con cifras de mayo pasado en el incremento de las ventas del comercio, estabilidad de precios, la creación de más de dos millones de empleos.

Por otra parte, señaló que “las participaciones federales para los gobiernos locales están 6% arriba de lo programado cuando se aprobó la Ley de Ingresos, es decir, 23,545 millones adicionales, los cuales representan una mayor capacidad de los estados y también de los municipios para cumplirle a la ciudadanía y no recurran al endeudamiento”.

La razón de que los estados y municipios tienen mayores recursos provenientes de participaciones federales, es porque la implementación de la reforma hacendaria significó un incremento en los ingresos tributarios no petroleros por lo que las entidades se “han visto protegidos”.

Además, se registró un comportamiento positivo por los ingresos originados por el IVA e ISR, lo que “representa una obligación de que sean ejercidos con transparencia y con responsabilidad”.

En ese sentido, apuntó que la Ley de Disciplina Financiera de Estados y Municipios responde a un legítimo reclamo ciudadano de “poner orden en las finanzas de los gobiernos y ponerle un límite a los excesos en el endeudamiento” para la creación de infraestructura, apoyo a los programas sociales.