Casi la mitad del costo de gasolina es de impuesto

Diputado afirma que cuando baja el precio del petróleo, el de la gasolina también
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

Casi la mitad (46.4%) del costo del litro de gasolina Magna (13.96 pesos) corresponde al pago del IESPS y otros conceptos, mientras que en el caso de la Premium, de 14.81 pesos se pagan 5.83 pesos de impuestos.

En el diésel, de una tarifa de 13.98 pesos por litro, 7.42 pesos son cargas fiscales, por lo que el diputado Santiago Torreblanca Engell (PAN) anunció que presentará una iniciativa para reducir el impuesto aplicado a las gasolinas, con lo cual el precio de la Premium disminuiría 2.47 pesos por litro, el de la Magna 2.87, y el del diésel 2.72.

“(La reducción del IEPS) está dentro del margen, no le estamos quitando nada al gobierno, más bien le estamos devolviendo a los ciudadanos lo que les pertenece, a la gente que produce y mantiene activo este país”, externó.

El diputado panista explicó que en cualquier economía de libre mercado, si baja el precio del petróleo, baja el de la gasolina; sin embargo, eso no sucede si “hay un gobierno voraz” que busca sacar de los bolsillos de los ciudadanos hasta el último centavo.

“Se dijo a la ciudadanía: la libre competencia de las propias gasolineras va a llevar de manera natural a que disminuya el costo de este producto, y en general eso es cierto, lo que se les pasó decir es que aumentaron el IEPS a más del cuádruple”, aseveró.

Torreblanca Engell enfatizó que los aumentos a las tarifas de la gasolina, que entraron en vigor el pasado 1 de agosto, tendrán un impacto inflacionario, porque se trasladarán al precio final de los productos, bienes y servicios, toda vez que los productores no podrán absorber el costo total de dichos ajustes.

Reformar Ley del ISR

Por otro lado, también se propuso exentar del pago del ISR a comunidades indígenas dedicadas a la actividad artesanal, a fin de impulsar su fomento y desarrollo.

Actualmente cerca del 80% de los artesanos mexicanos tienen de 40 a 80 años de edad; el 15% de 25 a 40, y el 5% restante de 5 a 20 años, lo cual  “significa que nuestra mano de obra productiva artesanal envejece y es necesario que se haga rentable para su mantenimiento”, agregó.

Escobedo Villegas urgió reformar la Ley Federal para el Fomento de la Microindustria y la Actividad Artesanal para ayudar a las personas que soliciten la inscripción en el padrón nacional de la microindustria, de manera que se les otorgue una cédula para simplificar y eliminar trámites administrativos.