Solicitud de devolución genera auditorías

El reintegro del IVA requiere de la verificación de las operaciones por parte de las autoridades
 (Foto: Getty images)  (Foto: Redacción)

Algunos contribuyentes que pidieron el reintegro del IVA refieren la negativa por parte del SAT, bajo el argumento de que alguno de sus socios o proveedores no está al corriente en el pago de impuestos o no ha presentado alguna declaración.

A decir del fisco federal, no es factible la devolución al no haber podido verificar que las operaciones se hubieran llevado a cabo, ya que el proveedor no le ha informado sobre sus actividades.

Este tipo de resoluciones resultan ilegales porque condicionan el retorno del impuesto a una conducta ajena al solicitante vinculada con un tercero sobre el que no se tiene control.

Significa que para pedir el saldo a favor bastará con cubrir los requisitos previstos en el artículo 22 del CFF, y entre ellos no se enumera el exigir a los proveedores cumplir con sus obligaciones fiscales para eso existen las facultades de comprobación de la autoridad.

De modo que, si se encuentra en esta situación es viable combatir la negativa vía juicio de nulidad y promover una queja ante la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).