Deuda alcanzará máximo histórico

Pemex realizó cambios en su sistema para que el gobierno federal asumiera 184,200 mdp de sus pasivos
(Foto: Twitter)
 (Foto: Twitter)  (Foto: Redacción)

Por Carmen Luna

Las presiones para las finanzas públicas de México seguirán en lo que resta del año, en el que la SHCP espera que la deuda total alcanzará un máximo histórico.

A pesar del anuncio del subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, de la reducción para este año de 0.5% de los Requerimientos Financieros del Sector Público, esto es, los recursos que necesita el sector público para realizar sus operaciones, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SRFSP), subirá a un máximo de 50.5% del PIB, un aumento de 2.7 puntos frente a 2015.

El SHRFSP es el acervo neto de las obligaciones contraídas para alcanzar los objetivos de políticas públicas, tanto de las entidades adscritas al sector público como de las privadas que actúan por cuenta del Gobierno Federal, así como deudas contratadas hace años que aún se pagan.

“Es otro año que le vuelven a fallar. Hablaban de una reducción para este año, pero las necesidades de endeudamiento, más pasivos y el menor crecimiento económico nos hace que los saldos históricos sigan aumentando”, dijo a Expansión el director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal.

Entre los principales factores para el crecimiento del SHRFSP destacan un mayor costo financiero, así como el “apoyo” a Pemex y CFE por 1.5 puntos del PIB asociado a su pasivo laboral. El gobierno federal tiene que emitir deuda para cubrir una obligación existente que no estaba documentada, de acuerdo con el documento 'Medidas para continuar fomentando la transparencia en las finanzas públicas' de Hacienda.

Pemex realizó cambios en su sistema de pensiones para que el gobierno federal asumiera 184,200 millones de pesos (mdp) de sus pasivos. Adicionalmente, CFE llegó a un acuerdo con el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, para ahorrar 160,000 mdp, que en caso de ser avalados por un auditor externo serán asumidos por el gobierno.

Adicionalmente indica que la Reforma a la Ley del ISSSTE implicó un aumento de alrededor de 2.4% del PIB de manera permanente desde 2008.

En el caso del costo financiero, es decir el costo de la deuda, la dependencia espera un aumento de 0.2% del PIB respecto a lo previsto, debido a la depreciación del peso frente al dólar. En los Criterios Generales de Política Económica, Hacienda, a cargo de Luis Videgaray, esperaba un costo financiero de 473,499 mdp, esto es, el equivalente a 2.5% del PIB.

Mientras que los economistas de Hacienda hicieron sus previsiones con un tipo de cambio promedio de 15.90 pesos por dólar para este año, en lo que va de 2016 opera en un promedio de 18.1867 unidades por billete verde.

Hacienda también prevé que el gasto neto total sea mayor al Presupuesto de Egresos de la Federación en 2.5 puntos del PIB a un total de 27.5%, unos 5.29 billones de pesos (bdp)

En este contexto, el director de estudios económicos del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, Franciso Lelo de Larrea, indicó que el gasto público requiere de una reforma estructural para que realmente contribuya al crecimiento de la economía, pues los datos más recientes indican que el valor agregado del sector público está en terreno negativo.

“Se debe más dinero, sigue creciendo la deuda, pero en un entorno de recortes”, dijo Villarreal.

Con información de Expansión.