PEF 2017 deja pendientes reformas estructurales

Modificaciones favorecen principalmente a las entidades federativas infraestructura y proyectos de inversión
 (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)

La aprobación del PEF 2017 deja pendiente el debate e integración de las reformas estructurales en el presupuesto que el país necesita para disminuir las presiones a las finanzas públicas. Estas modificaciones girarían entorno a la inclusión de un sistema de seguridad universal, la corresponsabilidad de los estados en la ejecución de la política pública establecida en el plan nacional de desarrollo y  la sostenibilidad fiscal.

Los compromisos ineludibles que tiene el gobierno, como el pago de deuda, pensiones y otros gastos plasmados en distintas leyes, dejan un escaso margen para la modificación del presupuesto después una vez presentada la propuesta por el Poder ejecutivo. 

Siguiendo la propuesta del Ejecutivo Federal, el PEF 2017 favorece el pago de pensiones, el gasto destinado a las entidades federativas, las Entidades de Control Presupuestario Directo (IMSS e ISSSTE), las Empresas Productivas del Estado (PEMEX y CFE) y el pago de deuda, que en conjunto suman el 79.5% del total del presupuesto aprobado, con un incremento total del 4.1%, respecto del aprobado en 2016. 

En el tema de las pensiones, el decreto de presupuesto aprobado 2017 no contempla cambios en el presupuesto de las Secretarías a través de las cuales se realizan estos pagos.  Lo anterior señala que, aunque el presupuesto en pensiones representa 16% del presupuesto y tiende a incrementarse por cambios demográficos y el aumento en esperanza de vida, en el PEF 2017 no hay previsiones para el cumplimiento de su pago en el largo plazo.

Por tanto, el aumento del presupuesto destinado a pagar pensiones contributivas, del PEF 2016 al PEF 2017 permanece en 14% en términos reales. El presupuesto del Programa Pensión para Adultos Mayores tampoco sufre modificaciones, manteniéndose en 39,100 mdp con una caída de 4.1% real del PEF 2016 al PEF 2017.

La asignación a las dependencias encargadas de la salud pública se mantiene igual que la propuesta 2017. Aunque las Aportaciones a Entidades y Municipios presentan incrementos, éste no es dirigido para el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA).

Por otro lado, en el dictamen se mencionan medidas de coordinación que la Secretaría de Salud debe llevar a cabo para no duplicar a los derechohabientes en las diferentes instituciones proveedoras de salud y también entre las entidades federativas. Estas acciones están dirigidas a tratar de gastar mejor el presupuesto en salud. Este tipo de recomendaciones para el presupuesto en pensiones no se mencionan.

Además las modificaciones realizadas en el PEF 2017 favorecen principalmente la dirección de recursos a las entidades federativas a través de la inversión productiva (infraestructura y proyectos de inversión). Para que estos recursos sean ejercidos eficientemente, serán necesarios los estudios de viabilidad y los permisos indispensables para la ministración de los recursos, de no ser así, en el transcurso del año fiscal las distintas secretarías tendrán la capacidad de realizar reasignaciones en los recursos no ejercidos.