En 2017, más impuestos a inversiones

Dentro de la reforma fiscal para el siguiente año se prevé un aumento a la tasa de retención de intereses
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Por Paris Pérez

A partir del 1o. de enero de 2017 se incrementa del 0.50 % al 0.58 % la tasa de retención que deberán aplicar las instituciones del sistema financiero sobre el pago de intereses, ello de conformidad con los artículos 54 y 135 de la LISR y 21 de la Ley de Ingresos de la Federación para 2017 del 15 de noviembre de 2016.

Este aumento afectará a diversos instrumentos de inversiones como los fondos de inversión de deuda y las inversiones gubernamentales como los Cetes, entre otros.

Por lo que hace a los instrumentos de renta variable no reporta cambios la tasa de retención, la cual es del 10 % sobre las ganancias, según el numeral 88, segundo párrafo de la LISR.

Recuerda que el régimen fiscal aplicable a los ingresos por intereses pagados a personas físicas por instituciones del sistema financiero se basa en una tasa de retención sobre el capital que da lugar al pago de los intereses. La retención obtenida con esa tasa es un pago provisional, debido a que posteriormente los contribuyentes en su declaración anual acumulan los intereses reales obtenidos en el ejercicio y acreditan el ISR retenido por las instituciones financieras.

Según la exposición de motivos de la reforma, el aumento obedece a que la tasa de retención a intereses pagados por el sistema financiero para 2016 no considera la participación por instrumento en los rendimientos observados en la economía, lo que implica que no sea acorde con los rendimientos percibidos por los contribuyentes ahorradores.

Para perfeccionar la mecánica de su determinación, se incorporó en el cálculo que las tasas utilizadas para obtener el rendimiento de los instrumentos públicos, se definan en función al monto subastado mes a mes para cada instrumento. Además, el promedio ponderado de los rendimientos de los instrumentos públicos y privados se determinará en función al saldo en circulación de dichos títulos observados durante los últimos seis meses. De esta manera se asigna un mayor peso en el cálculo de la tasa de retención.