Cambios en los documentos digitales fiscales

El reto del fisco es estandarizar la factura electrónica, de tal suerte que ese documento se sustente sobre una base jurídica
-
 -  (Foto: Redacción)

Lic. Fernando Martínez Coss, administrador central de gestión de servicios y trámites con medios electrónicos

Un documento digital es todo mensaje de datos, información o escritura generada enviada o recibida en medios electrónicos. Para el SAT, la factura, la notificación y la auditoria electrónicas  son mensajes de datos, según el artículo 17 del CFF.

La factura electrónica ha servido para simplificar el cumplimiento de obligaciones fiscales, la comprobación de los ingresos, los egresos y el traslado de retenciones, además de que sirve como soporte para acreditar la propiedad de un bien.

Es esencial tener presente que el solicitante de una factura solamente necesita su RFC, mientras que el emisor requiere de una firma electrónica avanzada. Cabe señalar que es avanzada porque el único que conoce los secretos con los que fue generada es su autor. No obstante en la práctica los dueños de las firmas confían sus claves a terceros, lo provoca una vulnerabilidad en aquellas, pero esto no es el resultado de una cuestión tecnológica sino de proporcionar información sensible a otras personas.

Así, uno de los retos del fisco es estandarizar la factura electrónica, alineando los procesos respectivos, de tal suerte que ese documento se sustente sobre una base jurídica. Sin embargo, ha detectado que se carece de un mecanismo formal en donde se proteja al contribuyente, en caso de alguna diferencia con el prestador de servicio de factura electrónica.

Por ello, a partir del 1o de enero de 2017 será necesario que los PAC´s firmen con sus nuevos clientes (usuarios) un contrato de adhesión. Para lo que se requiere que aquellos estén registrados ante la Profeco.

De igual modo, la autoridad pretende ajustar el anexo 20 de la RMISC con el propósito de que por primera vez se validen las operaciones aritméticas, se inhiba la captura de cantidades estratosféricas y se resuelvan las siguientes inconsistencias:

  • registro de moneda y país no son uniformes
  • campo de longitud con miles caracteres
  • fecha no asociada a zona horaria
  • importes no congruentes
  • RFC de receptor no válido, e
  • importes negativos

Por otro lo que hace al nuevo complemento de nóminas vigente  a partir del 1o. de enero de 2017, este sufrirá las siguientes modificaciones: no será permitido el uso de cantidades negativas; se incorporará la información de los pagos por separación; se identificarán las percepciones que son gravadas y la que no son objeto.

Esto porque hasta agosto de 2015, alrededor de 573 mil patrones generaron 33 millones de RFC´s, de los cuales el 4.5 % son incorrectos, porque anotaban el RFC genérico de público en general, de extranjeros y hasta de personas morales.  Por tal razón, en 2017 se validará que el RFC del trabajador realmente exista en la base de datos del SAT.

De igual forma, a partir del 1o de marzo de 2017 deberá utilizarse en forma obligatoria el complemento de comercio exterior, el cual solo es aplicable a los contribuyentes que efectúen exportaciones definitivas a cualquier parte del mundo; pero con EEUU se comenzará a validar el  identificador fiscal (tax id) del importador.  Además se incorporarán los atributos relacionados con las operaciones en donde no exista enajenación de mercancía.

En julio de 2017 será aplicable el nuevo complemento de pagos para la comprobación de los desembolsos en parcialidades, diferidos e incluso a crédito.

A efectos de facilitar el cumplimiento de todas estas obligaciones y así evitar errores en la captura de datos, el SAT difundirá:

  • una guía de llenado con información legible y entendible, que sirva como un asistente para quien no es un experto en la materia
  • una serie de  preguntas y respuestas en las cuales considerarán las interrogantes más recurrentes, y
  • un documento llamado “casos de uso”, en donde se abordarán temas específicos planteados por los propios contribuyentes, y que debieran ser conocidos por los demás

Como puede apreciarse, todos estos esfuerzos sin duda están encaminados a otorgar al contribuyente una mayor seguridad jurídica.