Fiscalización fue `vaca flaca´ para el SAT

En 2016 el fisco destinó 3,216 millones de pesos en medidas de fiscalización, pero solo obtuvo 44.5 pesos por peso invertido
 .  (Foto: iStock)

Por Carmen Luna

El SAT destinó 3,216 millones de pesos (mdp) en acciones fiscalizadores en el 2016 para incrementar la recaudación de impuestos y evitar la evasión; sin embargo, captó 149,966 mdp, es decir, por cada peso invertido logró 44.5 pesos.

A diferencia con el 2015, por cada peso invertido en actos de fiscalización se multiplicó por 47.5 tras haber gastado 2,959 mdp; en tanto que en el año pasado invirtió 8.6% más que un año antes y su efectividad se redujo en 6.31%, de acuerdo con datos de la SHCP.

Hacienda pretende que las revisiones aplicadas a los contribuyentes busquen identificar conductas o prácticas evasoras u omisas de las obligaciones fiscales, así como crear conciencia de riesgo ante el incumplimiento, mediante el fortalecimiento de la presencia fiscal.

Es decir, dichos actos son una poderosa herramienta para el SAT en un escenario en el que el gobierno federal se comprometió a no subir ni crear nuevos impuestos y en el que los ingresos petroleros sufrieron una caída constante.

Una herramienta de la dependencia son los recursos electrónicos para elevar su eficiencia y así tener un mayor alcance sobre los contribuyentes a un menor costo; no obstante, en 2016 pese a realizar 90,274 actos de fiscalización tuvo una menor tasa de efectividad del 93.9% traducida en 44.5 pesos que contrasta con lo registrado en 2015, con 73,062 actos y una efectividad del 94.6%.

Por ejemplo, el buzón tributario notifica a un contribuyente sobre el inicio de una comprobación y otorga 15 días hábiles para la corrección o la aportación de pruebas para desvirtuar una irregularidad, por lo que si el contribuyente no está atento de su buzón tributario puede encontrarse con la sorpresa de que tiene un crédito fiscal firme.

En tanto que la contabilidad electrónica muestra información necesaria para realizar cruces de información y encontrar alguna discrepancia, con lo cual su eficiencia y ahorro es mayor al hacer las conciliaciones en su sistema.

Con información de Expansión