Municipios poco profesionales, riesgo para las finanzas

El 30.7% los municipios del país se ubica en bajo y muy bajo grado de desarrollo institucional
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

Por Carmen Luna

La alta dependencia a los gobiernos estales y la falta de profesionalización de los municipios para manejar sus finanzas genera incentivos para que hagan uso indebido de los recursos del gasto federalizado para enfrentar obligaciones financieras, advirtió la Auditoria Superior de la Federación (ASF).

La ASF subraya en el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015, que a nivel municipal existen amplias debilidades en las capacidades técnicas y administrativas, es decir, los municipios, entre otras dificultades, no cuentan con personal con las habilidades necesarias para el buen manejo de sus recursos.

El 30.7 % los municipios del país se ubica en bajo y muy bajo grado de desarrollo institucional, según el diagnóstico y el índice que utilizó la ASF. El 23.4 % está en un grado medio; 21 %, en un nivel medio alto, 16.3 % en alto y 8.6 %, muy alto.

“Aún en los municipios que presentaron mejores valores en ese índice, están presentes debilidades en las capacidades institucionales”, según la ASF.

Entre algunos factores que generan esta situación destacan la elevada dependencia de las entidades federativas y municipios respecto de las transferencias federales, la limitada disponibilidad de impuestos en el caso de las entidades y el insuficiente aprovechamiento de los existentes. En el supuesto de los municipios, el reducido cobro del impuesto predial, el incremento en la deuda local por la carencia de una regulación adecuada, así como la falta de control en el manejo de las finanzas.

La ASF indicó que las deficiencias, de las cuales ni los estados se salvan, derivan en gran parte de sistemas de control interno.

En 751 auditorías practicadas al gasto federalizado en las que se incluyó la revisión sobre el estado que guardan dichos sistemas, se concluyó que el 46.3 % de los casos se consideró deficiente, regular en 46.6 % y satisfactorio únicamente en el 7.1 %.

De ahí que la Auditoria reiterò la importancia de formular e implementar un programa nacional de desarrollo institucional municipal.