Próxima sucesión presidencial en octubre

El próximo presidente mexicano comenzará el 1 de diciembre de 2018 y concluirá el 30 de septiembre de 2024
 Nueva modificación a la Constitución  (Foto: Redacción)

Entre los días de descanso obligatorio reconocidos por el artículo 74 de la LFT está el 1 de diciembre de cada seis años, cuando exista la transmisión del Poder Ejecutivo Federal, en concordancia con el artículo 83 de la Constitución mexicana.

Esto permanecerá igual hasta el 30 de noviembre de 2018, pues a partir del día siguiente entrará en vigor la enmienda al precepto constitucional citado, la cual contempla que la entrega del poder será el 1 de octubre de cada seis años.

De tal suerte que el periodo del presidente de México, comprendido entre 2018 y 2024, comenzará el 1 de diciembre de 2018 y concluirá el 30 de septiembre de 2024, y su sucesor tomará su encargo el 1 de octubre de 2024.

De acuerdo con la exposición de motivos de esta reforma constitucional, el establecimiento del 1 de diciembre provoca que la administración entrante disponga de poco tiempo para la formulación y presentación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación, y por ende el lapso para su discusión resulta muy breve.

Adicionalmente señala que el plazo de transición presidencial de cinco meses que actualmente opera es excesivo, y que la existencia de un Presidente Constitucional saliente y uno electo, pudiese provocar un deterioro en la autoridad del Poder Ejecutivo.

Finalmente se debe considerar el efecto de esta modificación en el ámbito laboral, es que la fracción VII del numeral 74 de la LFT deberá ser reformada por el Congreso de la Unión, para armonizarla con la disposición constitucional en análisis.