Nuevo Hoy No Circula ¿positivo o negativo?

La AMDA busca impulsar un programa de que modernice el parque vehicular de la Ciudad de México
 A partir de este viernes 15 de noviembre habrá nueva tarjeta de circulación para los capitalinos (Foto: Notimex)  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Las modificaciones al programa Hoy No Circula no son la solución para detener los problemas de contaminación ambiental, y orillan a la compra de más vehículos en la capital, consideró el dirigente del PRI en el DF, Mauricio López Velázquez.

En vigor nuevas medidas del Hoy No Circula

El político señaló que su partido no está en contra del nuevo programa, pero precisó que los problemas de contaminación continuarán si no se fortalece la red de transporte público.

“Creo que las autoridades de la ciudad están viendo la solución a nuevos problemas con viejas recetas. No están innovando y no están creando una respuesta a la altura de estos tiempos”, aseveró.

Asimismo, reiteró que aumentar la restricción del Hoy No Circula a vehículos que tengan más de 15 años puede generar un incentivo para comprar más automóviles por las clases media-alta y alta, lo que afectará a las clases media y baja.

Por su parte, la Asociación Nacional de Distribuidores de Automotores (AMDA) estimó que los cambios al programa Hoy no Circula no impulsarán la venta de vehículos nuevos, por lo que sería momento de revisar la implementación de un programa de intercambio de vehículos viejos por algunos más recientes.

El director general adjunto de esa organización, Guillermo Rosales Zárate, argumentó que quienes resultan más afectados con dejar de circular un día más al mes no representan potenciales compradores de unidades nuevas.

Ante esa situación, mencionó que es necesario revisar el programa piloto de "chatarrización", que tenía como finalidad apoyar a quienes deseaban renovar sus unidades, y ayudar a la limpieza del medio ambiente a través de la penetración de motores menos agresivos.

Expuso que no hay aún un diálogo con las autoridades, y recordó que el programa que se intentó implementar en 2010 ofrecía 15,000 pesos en la compra de las unidades viejas para que los recursos se utilizaran en la compra de nuevos vehículos.