Etiquetado frontal de alimentos cada vez más cerca

Para combatir a la obesidad, a finales de junio, será indispensable cambiar las etiquetas de los envases por unas más grandes y claras
Dicen que el gravar la comida chatarra aminorará la obesidad en México (foto: Adán Gutiérrez/Expansión)
 Dicen que el gravar la comida chatarra aminorará la obesidad en México (foto: Adán Gutiérrez/Expansión)  (Foto: Redacción)

Por Aglaé Ordoñez

El 30 de junio de 2015 entrará en vigor una modificación a la Norma Oficial Mexicana (NOM-051-SCFI/SSA-2010, para instaurar nuevas especificaciones para el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas pre-envasadas. Todo esto derivado de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes establecida por el gobierno federal, las Secretarías de Economía y Salud publicaron en el DOF del 14 de agosto de 2014.

Mediante estas nuevas adiciones se pretende ofrecer más información a los consumidores en materia de contenido de azúcares, grasas y sales, fortaleciendo aún más los Lineamientos publicados el 15 de abril de 2014 que deben observar los productores de alimentos y bebidas no alcohólicas pre-envasadas para efectos de la información que deberán ostentar en la etiqueta del área frontal de exhibición, así como los criterios y las características para la obtención y uso del distintivo nutrimental.

El distintivo nutrimental podrá ser utilizado en el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, a petición de parte, siempre que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) determine que el producto cumple con los criterios nutrimentales. Con ello, se incentiva a la producción con estándares nutricionales reconocidos y se ofrece un elemento visual contundente que ayude al consumidor en una mejor toma de decisiones.

En el acuerdo del 15 de abril de 2015 se dispuso que las menciones obligatorias contenidas en las etiquetas deben cumplir con un orden de izquierda a derecha, expresando: grasa saturada, otras grasas, azúcares totales, sodio y energía. Además, esta información será declarada conforme a la porción, pieza o medida casera que contenga el envase.

Para facilitar el cumplimiento del nuevo etiquetado, el artículo segundo transitorio prevé que se podrá solicitar a la Cofepris una prórroga por producto de hasta por un año, siempre que se gestione previo a la entrada en vigor de la modificación, es decir, hasta antes del 30 de junio de 2015.