Consorcios: riesgos que deberán evaluarse

Esta figura permite participar a varias empresas en licitaciones nacionales como internacionales
 -  (Foto: Redacción)

Participar en alguno proyecto o licitación como consorcio implica un riesgo, ya que ante el incumplimiento se responde de manera solidaria.

Asimismo en caso de inconformarse las partes que integran el consorcio se encuentran conminadas a presentar un solo escrito de demanda a través de su representante común, ya que tienen intereses comunes e indivisibles en relación con el proyecto en que participaron en común, tal y como se señala en la tesis de rubro: CONSORCIO. LAS EMPRESAS PARTICIPANTES CON ESE CARÁCTER EN LOS CONCURSOS O LICITACIONES PÚBLICAS INTERNACIONALES, DEBEN ACUDIR AL JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL, A TRAVÉS DEL REPRESENTANTE COMÚN QUE HUBIERAN DESIGANADO AL RESPECTO, visible en la Revista del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa. Séptima época, Año V, Núm. 48, pp.112 y 113, VII-P-SS-249, Tesis aislada, julio de 2015).

La Ley de Asociaciones Público Privadas establece la posibilidad de que dos o más personas morales participen en proyectos como consorcios. Además diversas convocatorias para licitaciones públicas permiten la participación de consorcios. Pero, qué son y cómo se regulan.

No existe una disposición legal específica que regule esta figura, pero la podríamos definir como un contrato mediante el cual dos o más personas jurídicas o físicas se vinculan temporalmente para la realización de una obra, prestación de un servicio o el suministro de determinados bienes.

Este esquema es útil cuando no se cuenta con ciertos requisitos para participar en un proyecto gubernamental o privado, por ello se unen los recursos técnicos, administrativos, económicos y financieros para presentar en conjunto una propuesta.

La firma de un contrato de esta naturaleza no conlleva necesariamente a la creación de una nueva sociedad, pero puede darse el supuesto de que así lo acuerden las partes; éstas deben observar lo señalado en la Ley de Competencia Económica para no incurrir en prácticas monopólicas.

Si optas por formar un consorcio para participar en algún proyecto, recuerda que el contrato respectivo debe contemplar:

1.- La designación de un representante común.- Éste firmará los proyectos y las propuestas económicas de las licitaciones en que se participe e incluso como se señaló, promoverá los recursos legales en caso de inconformidad.

2.- Las actividades que realizará cada parte, incluyendo su responsabilidad en caso de incumplimiento y su exigibilidad.

3.- Las reglas sobre la participación en gastos, ganancias y administración del consorcio.

4.- Las reglas sobre la responsabilidad conjunta y solidaria de las partes

5.- Causas de terminación y acuerdos de confidencialidad y no competencia