Al borde de la quiebra, no pierdas empleados

Hay opciones para evitar recortes de personal en la empresa y también pérdida de capital
Costos del despido
 Costos del despido  (Foto: Redacción)

Durante una crisis es normal que la primera reacción de un dueño de negocios sea despedir a su personal, pero ¿es esta realmente la solución ante el borde de una quiebra?

En 2008 y 2009 el miedo e incertidumbre de perder empleos provocó que se disminuyera la productividad de trabajadores y finalmente se reflejó en la calidad de bienes y servicios ofertados.

Sin embargo, aquellos empresarios que recortaron gastos sin impacto directo en la producción o generación de valor, no sólo conservaron a sus empleados, también sobrevivieron, son líderes en el mercado y encima, tienen un capital humano leal a la compañía.

¿Cómo lo hicieron? Ordenando algunos números.

1.- Dividir gastos e ingresos por semana y posteriormente responder a las siguientes preguntas:

  • ¿En qué se invierte el dinero que ingresa al negocio?
  • ¿Cuáles son los objetivos del negocio cuando se invierte ese dinero?
  • ¿Ese gasto impacta directamente a la producción del producto o a la generación de valor para tu servicio?
  • ¿Puedes reducir ese monto sin sacrificar calidad o disminuir tu producción?
  • ¿Es posible evitar ese gasto?

2.- Al detectar esos gastos, se recomienda dividirlos en categorías (como gastos fijos, operativos, de mantenimiento, otros) ya que, entre más específicas sean, mejor visión se tiene de cuánto, cómo y cuándo se gasta.  

3.- Detectar fuga de capital importante de la llamada “caja chica”. No parece, pero al sumar gastos que parecen insignificantes para obtener aquellas compras que se olvidaron contemplar en el presupuesto o sin justificación inicial, representan hasta el 14% del gasto total anual.

4.- Informar al equipo de que hay intenciones para recortar gastos y la estrategia que se implementará. Esto los hará sentirse parte del proyecto y podrán apoyarlo, además que estarán actualizados de lo que ocurre. En estas situaciones se valora la sinceridad y la motivación ante sentir presión sobre sus empleos.