Directores de datos, cambian futuro de bancos

Ellos desarrollan gobernabilidad de datos para mejorar capacidad de decisión
 Datos en cifras de los rendimientos de las Afore  (Foto: Redacción)

Los principales directores de datos (CDO, por sus  siglas en inglés) son la nueva generación de líderes que transformará los bancos, de acuerdo con KPMG México, al dar dirección a las estrategias de administración de información de los bancos para estar en cumplimiento y desatar el potencial comercial de la información.

Se trata de las personas clave que ofrecen fungir como un punto central de contacto que crea un flujo de información preciso, ordenado y actualizado desde la fuente de información hasta el punto de consumo. Los CDO pueden servir para reportar a las autoridades reguladoras o que proporcionen análisis y apoyo al comercio, inversión, administración de riesgos o decisiones de préstamos para los bancos o instituciones financieras que sufren constantemente por datos incompletos.  

Los principales objetivos a los que el CDO -en conjunto con el departamento de informática (TI)- debe aspirar son:

  • Involucrar a la empresa y las funciones para construir la propiedad y la competencia en la administración de datos
  • Elaborar una estrategia integrada, centrándose en las capacidades de toda la cadena de suministro de datos que abarque infraestructura, funciones y organización, procesos y normas, así como analítica avanzada y presentación de informes.
  • Desarrollar modelos de financiamiento
  • Definir, financiar y supervisar la aplicación de las nuevas competencias
  • Desarrollar gobernabilidad de datos y normas de calidad, procesos, medición y capacidad de decisión
  • Mejorar la eficiencia analítica general y competencia dentro de finanzas, riesgos y líneas de negocio al reducir el tiempo dedicado a encontrar y corregir datos.

Aunque no todas las instituciones financieras optan por designar a un CDO, tal posición tiene un enorme potencial para acelerar los tiempos de respuesta a las exigencias normativas, reducir los costos y utilizar la información para impulsar decisiones estratégicas importantes.