Cuatro puntos claves a cuidar en una negociación

En un acuerdo es importante el valor de los intereses de las partes, pero también las consideraciones legales
 Familia y negocios, recomendaciones  (Foto: Redacción)

Si vas iniciar un negocio es esencial que conozcas los errores más comunes que cometen los empresarios en su operación diaria, a efectos de que los evites y tengas certidumbre jurídica.

A continuación te presentamos algunos de los aspectos legales que varios empresarios omiten al momento de negociar y que les producen consecuencias negativas.

1.- Contratos. A pesar que la buena fe debe prevalecer en cualquier negociación es muy imprescindible que elabores los contratos respectivos; los cuales deben obedecer necesariamente al acuerdo de voluntades de las partes con ello inhibirás incurrir en simulaciones que pueden tener implicaciones negativas. Por ejemplo no debes realizar contratos para respaldar planeaciones fiscales que no tienen su origen en operaciones reales de tu empresa.

También es primordial que recuerdes que aunque todavía prevalece la práctica de “papelito habla” existe el uso ya aceptado por nuestro derecho del empleo de los medios electrónicos para contratar. Además, la existencia de un contrato no otorga en sí misma seguridad jurídica, ya que ésta dependerá de la elaboración correcta del mismo

2.- Protección de secretos industriales y comerciales. Cuando estés negociando ten presente que los activos intangibles de algunas empresas superan en ocasiones el 50% de su valor; de ahí la importancia de minimizar los riesgos estableciendo cláusulas de confidencialidad y evaluando a quién se le proporcionará información valiosa

3.- Selección del medio adecuado para negociar. El uso generalizado de los medios electrónicos, principalmente del Internet y del correo electrónico, ha propiciado que las negociaciones se realicen a través de los mismos

Las estadísticas demuestran que se generan más problemas en las negociaciones por email que de persona a persona y que las formas de negociación electrónica solo deben utilizarse con gente con relaciones de confianza. A la fecha las negociaciones tradicionales no son reemplazadas por las electrónicas, y

4.- Evaluar la legislación aplicable al negocio. Aquí vale la pena qué te preguntes que debes evaluar básicamente: disposiciones vigentes aplicables, posibles reformas y tendencias mundiales.

Otro punto destacable a considerar es qué medios de solución utilizarán tú y tu contraparte en las operaciones que celebres en caso de controversia, incluso valorar alternativas como el arbitraje y la mediación antes que acudir a los tribunales.

Esto puntos parecen muy básicos, sin embargo son los que generan más problemas a la hora de un desacuerdo entre las partes.