Bienestar global, mejor que en 2009: OCDE

Los países con mayor PIB per cápita tienen mejores resultados de bienestar en general y material
En este mes de marzo, Zacatecas ofrece beneficios fiscales
 En este mes de marzo, Zacatecas ofrece beneficios fiscales  (Foto: Redacción)

De los 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) -entre los que se encuentra México-, se determinó que en varios aspectos el ciudadano promedio vive mejor ahora que en 2009, aunque los cambios en bienestar son mixtos entre países e indicadores.

Los países que se encuentran en el primer tercio de la OCDE en términos de PIB per cápita tienden a tener buenos resultados de bienestar en general, particularmente en los indicadores de bienestar material, como ingresos de hogares y remuneraciones, según el resumen sobre la Medición del Bienestar de la OCDE “¿Cómo va la vida 2015?”.

La evidencia más reciente sobre el bienestar en 11 dimensiones de la vida sugiere que los países de la OCDE siguen patrones diversos con respecto a sus puntos fuertes y débiles en términos del bienestar.

Se encontró, por ejemplo, que no a todos los niños se les brinda el mejor inicio posible en la vida y 1 de cada 7 infantes vive en la pobreza; el 10% vive en familias desempleadas y 1 de cada 10 sufre de bullying o acoso escolar.

En varios países de la OCDE (Italia, Bélgica, Hungría, Australia, Luxemburgo y el Reino Unido), la tasa de desempleo de largo plazo entre los trabajadores jóvenes (de 15 a 24 años) es de por lo menos el doble de la tasa de aquellos en su edad más productiva.

Uno de los aspectos que señala también es el voluntariado, ya que aquellos que realizan esta actividad, dicen alcanzar un nivel de satisfacción con la vida más alto que quienes no trabajan como voluntarios. La evidencia actual indica que 1 de cada 3 adultos de los países de la OCDE trabaja como voluntario mediante una organización por lo menos una vez al año.

Los promedios nacionales muestran tan solo una parte del bienestar: diferentes grupos de la población pueden tener experiencias muy distintas en lo que se refiere al bienestar. Estas disparidades a menudo varían de un país a otro e implican mucho más que diferencias en el ingreso familiar.