México y el duro golpe antilavado en Honduras

Entra en liquidación el Banco Continental por lavado de dinero
-
 -  (Foto: Redacción)

Por Aglaé Ordoñez

Recientemente, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), brazo armado del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América (EUA) anunció la designación (inclusión en las listas negras de dicha oficina) de tres empresarios hondureños, tres compañías panameñas (Inversiones Continental, SA de CV, Empacadora Continental SA de CV, Inversiones Continental, SA, y tres con sede en las Islas Vírgenes Británicas (Shelimar Investment, Ltd, Desland Overseas, Ltd, y Preyden Investments, Ltd) como Traficantes de Narcóticos Especialmente Designados basándose en la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Ley Kingpin) por desempeñar un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos.

Este anuncio se dio tras la identificación de los servicios prestados para lavar dinero y otros más para apoyar el trasiego internacional de drogas por múltiples narcotraficantes centroamericanos, por parte de Jaime Rolando Rosenthal Oliva, Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo y Yankel Antonio Rosenthal Coello, dueños, entre otras empresas, del Banco Continental en Honduras.

Con esta acción, todos los activos ligados a esto individuos quedan congelados, además, todas las entidades que estén bajo la jurisdicción de los EUA o bajo el control de personas de ese país tienen estrictamente prohibido realizar transacciones con ellos.

A la par, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York inició acciones penales en contra de la familia Rosenthal por lavado de dinero.

En estas acciones están coordinadas, entre otras, las autoridades hondureñas, la Administración de Control de Drogas (DEA) y la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, con la finalidad de llegar a siete empresas clave de los Rosenthal que integran un conglomerado comercial relacionado con actividades bancarias, servicios financieros, bienes raíces, agricultura, turismo y medios de comunicación.

Es la primera vez que la OFAC incluye a un banco en sus listas negras, y forma parte integral de las operaciones de lavado de dinero de diversos narcotraficantes, entre los que se incluye a Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Las consecuencias de la inclusión de empresas o personas a las listas negras de la OFAC pueden ser graves, pues no solo impide que los ciudadanos norteamericanos realicen negocios con los ahí contenidos, sino que también provoca el fenómeno De-Risking (eliminación de clientes que suponen un riesgo), como lo decidió de la autoridad reguladora hondureña al ordenar que el Banco Continental entrara en proceso de liquidación, afectando a un gran número de ahorradores centroamericanos, comenta el licenciado Salvador Mejía, socio director de Asimetrics.

Este antecedente es de suma importancia para nuestro país, ya que somos una de las naciones que más personas aporta a las listas negras de la OFAC, por estar relacionadas con el lavado de dinero.