No más tandas, ahorra en esquemas formales

El 43% de los mexicanos ahorra de manera informal o `bajo el colchón´
Nuevas disposiciones de operaciones del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR)
 Nuevas disposiciones de operaciones del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR)  (Foto: Redacción)

Hacer una tanda, guardar dinero en un lugar o ahorrar en esquemas “piramidales” da la impresión de que hay un ahorro a largo plazo, pero es una manera de poner en riesgo tu dinero, por más confianza que haya en la persona que la organiza.

Una de las ventajas de utilizar instituciones financieras como Bancos, Cajas de Ahorro y Sofipos o cualquier otro instrumento autorizado y supervisado para tu ahorro, es que tienes accesibilidad a otros servicios financieros como créditos y ganar intereses, pero sobre todo es que tu dinero está protegido por un seguro de depósito.

El 43% de la población mexicana utiliza mecanismos de ahorro no formales como tandas o guardar el dinero en efectivo, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2012.

El esquema “piramidal” es un mecanismo que promueve que cada persona participante invite a un grupo de al menos dos conocidos, a invertir en un negocio determinado y cada uno de ellos a su vez involucre a otras dos personas y así sucesivamente. Esto por lo general termina en un gran fraude en el que se prometen elevados rendimientos a los participantes y, al final, únicamente los promotores de arriba de la pirámide son los únicos que sí reciben de los recursos de los involucrados.

Al respecto la Condusef sugirio que:

  • Antes de confiar tu dinero a alguna institución, verifica que esté debidamente autorizada y regulada por las autoridades y que cuente con el seguro de depósito.
  • Compara y elige la institución financiera que te ofrezca el producto con la mayor tasa de interés y te cobre menos comisiones.
  • Confirma que la institución que elijas tenga una sucursal cerca de tu casa o trabajo para evitar complicaciones.
  • Recuerda que no es seguro ahorrar en tandas, bajo el colchón o en las llamadas pirámides.
  • Condusef no te puede defender en caso de un problema ante este tipo de esquemas de ahorro o inversión en pirámide. Recuerda que no son una institución financiera y tu dinero puede estar en riesgo.
  • Hay que dudar de aquellas entidades que te ofrecen dinero fácil y rápido, con rendimientos muy por encima de lo que se ofrece en el mercado.