Tres elementos para emprender

La experta Haru Yamasaki aconsejó a empresarios sobre enfrentar los cambios globales sobre negocios
Amedirh de acuerdo con apoyar a emprendedores y a la generación de empleos
 Amedirh de acuerdo con apoyar a emprendedores y a la generación de empleos  (Foto: Redacción)

Por Estefanía Camacho

El cambio inevitable en las tecnologías, en las nuevas formas de comunicación y de conectarse impacta también a los negocios y como se llevan a cabo.

Es por ello, que Haru Yamasaki, CEO de TechBa explicó a los futuros emprendedores como enfrentar y manejar esta disrupción a nivel mundial, así como la velocidad de cambios en los diferentes rubros.

¿Cómo enfrentar la velocidad del cambio? 

-La disrupción te obliga a moverte más rápido y también te ofrece una nueva gama de posibilidades. Plataformas y accesos de información que se deben aprovechar. Como empresario, si uno desea disminuir el riesgo y aumentar las posibilidades de éxito, uno debe cuestionarse dónde está parado. Preguntarse qué es lo que tengo y lo que me hace falta desde una perspectiva honesta.

Así, la también empresaria Yamasaki, dio tres pasos para lograr superar esta situación actual que dividió de la siguiente manera:

Entender el mercado

La clave ideal para hacerlo: tienes que estar en él. Debe ser de la manera más inteligente, como formando hipótesis, definir el cliente, los motivadores de compra. Empezar a acercarte al mercado y validar las cuestiones sobre el negocio propio.

 

  • ¿Cómo acercarse al mercado correcto?

Con herramientas similares al big data, pero que sean los datos correctos, o sea el "right data". 

Tener diligencia.

Iterar: se da a niveles pequeños y en periodos de tiempo cambiantes. 

“Si tú empiezas a iterar y a probar, tener la versión A y la versión B de tu producto es lo que realmente te dará información sobre lo que estás ofreciendo al mercado”, añadió la experta.

Equipo

Contar con gente que sepa hacer las cosas, que sea dinámica y tenga flexibilidad para moverse en la empresa. 

Redes de valor: 

Entender que no puedes hacer todo y que tampoco lo sabes todo. Es cuestionarse qué es lo que afuera te va a ayudar como emprendedor.

Es la capacidad de identificar recursos que serán útiles y conectarlos. Así como reconocer cuándo es momento de traer expertos, en dónde ubicarlos y cómo.

“Las redes ahora no sólo se han vuelto la forma de identificar a los competidores sino la forma en que puedes colaborar con ellos”, comentó Haru.