Tecnología, principal reto para las empresas

KPMG prevé un incremento en el flujo digital, lo que se traduciría en mayores riesgos de ciberataques
 Nuevas tecnologías incrementan la actividad comercial  (Foto: Redacción)

La velocidad con que irrumpen los avances tecnológicos modifica el mundo y propone un panorama desconocido que probablemente volverá a cambiar en pocos meses, lo que demuestra que el mundo se encuentra frente a una nueva era, "la cuarta revolución industrial" por ende es necesario asumir el reto informático, subrayó el Socio Líder Nacional de Asesoría de KPMG en México, Víctor Esquivel.

El especialista explicó que durante el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) esta era se distingue de las demás por la capacidad de transformar de forma drástica todo sistema de producción, distribución, consumo y modos de vida.

En las industrias los cambios impactan a la renovación de los mercados de negocio, modifican los hábitos de consumo y permite la optimización de los procesos de producción.

Además la generación y flujo masivo de información digital pública e interna de las organizaciones en el “internet de las cosas” (IoT, por sus siglas en inglés), permitirá recolectar información emitida dispositivos móviles y nuevas tecnologías.

Entre los retos y el impacto generado para las economías de las naciones y líderes empresariales de acuerdo con KPMG son las siguientes:

Reto de la ciberseguridad

La cuarta revolución industrial contrae innovación y riesgos de ataques provenientes de las nuevas tecnologías que atentan contra los intereses de las sociedades; situación que genera un incremento en las direcciones IP, por lo que los directivos empresariales están conscientes del incremento de los ataques cibernéticos.

Los efectos del panorama global

Las naciones deben de tener especial cuidado en los indicadores de crecimiento, pues los efectos de la desaceleración de la economía de China continua impactando la volatilidad de los mercados y la caída del precio del petróleo.

La nueva era obliga a la sociedad en general a examinar las competencias y habilidades propias para replantear los modelos de negocio mediante la adaptación e innovación.