¿Están protegidos los derechos del consumidor?

Estas prerrogativas de tercera generación están reconocidas en nuestra legislación
Consumidores optimistas
 Consumidores optimistas  (Foto: Redacción)

Los derechos del consumidor sirven para equilibrar las relaciones existentes entre proveedores y sus clientes, pues son los primeros quienes ostentan mayor capacidad económica, y por ende, poder.

Están reconocidos en la Constitución y su ordenamiento aplicable es la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), misma que es orden público e interés social; por ende, sus disposiciones son irrenunciables y contra su observancia no pueden alegarse costumbres, usos, prácticas o convenios o estipulaciones en contrario.

Últimamente los tribunales han estudiado arduamente estos derechos y han señalado, entre otros aspectos, que:

  • es el propio 28 constitucional el que faculta a la Procuraduría Federal del Consumidor para llevar a cabo una adecuada protección del derecho de los consumidores; por tanto está facultada para solicitar la declaración judicial de nulidad de las cláusulas de un contrato de adhesión que sean contrarias a lo dispuesto en la LFPC como para representar a grupos de consumidores perjudicados mediante las acciones colectivas
  • el régimen jurídico que rige a la LFPC, se escapa de la legislación civil y mercantil, por lo que debe interpretarse en forma restrictiva y solo dentro de las relaciones de consumo. Por ello no hay que olvidar que su objetivo principal es contrarrestar las asimetrías que suelen presentarse en una relación de consumo entre los proveedores y sus clientes, es decir, evitar las situaciones desventajosas entre ellos, y
  • se configura una relación de consumo cuando existen los siguientes elementos: bien, producto o servicio; consumidor o destinatario final, y proveedor regular

En el tema “Breve mirada a la protección del consumidor” se hacen algunos comentarios sobre los más relevantes criterios emitidos en esta materia por el Poder Judicial de la Federación. Te recomendamos ampliamente su lectura.