Empresas responsables

Un concepto que compromete a las compañías a operar forma sustentable, en lo social y lo ambiental
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un concepto que compromete a las compañías a realizar sus operaciones de forma sustentable, tanto en lo económico como en lo social y lo ambiental. Aun cuando su adopción no es obligatoria, pues su aplicación es voluntaria y pública, cada vez cuenta con más participantes dispuestos a adoptar los principios que la caracterizan en su visión y estrategia del negocio.

Este concepto surge con una alianza entre el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) y la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial en México (aliaRSE), mediante la instauración de estándares mínimos en ámbitos estratégicos, y se materializa con la emisión de un distintivo de Empresa Socialmente Responsable (ESR).

El Cemefi ha definido a la RSE como una forma de hacer negocios, en la cual la empresa se ocupa de hacer que sus operaciones sean sustentables, reconociendo los intereses de los distintos grupos con los que se relaciona y buscando la preservación del medio ambiente y la sustentabilidad de las generaciones futuras. En esta visión se integra el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad y el medioambiente.1

Bajo este supuesto, la RSE implica un compromiso consciente, es decir, no es solo una tarea más por agregar a las funciones de la empresa, sino teniendo en cuenta que todo lo que esta realice impactará de forma positiva o negativa, directa o indirectamente, en los grupos y las comunidades vinculadas con ella.

Cemefi reconoce que la RSE abarca cuatro ámbitos básicos, que a su vez pueden incluir subtemas que respondan al sector o nacionalidad de la empresa, mismos que se enlistan a continuación:

  • ética y gobernabilidad empresarial
  • calidad de vida en la corporación (dimensión social del trabajo)
  • vinculación y compromiso con la comunidad y su desarrollo, y
  • cuidado y preservación del medio ambiente

Asimismo, se afirma que los aludidos rubros responden a principios empresariales universales que se traducen en el siguiente decálogo sobre las mejores acciones a adoptar:

  • promover e impulsar una cultura de competitividad responsable que busque las metas y el éxito del negocio, contribuyendo al mismo tiempo al bienestar de la sociedad
  • hacer públicos sus valores, combatir interna y externamente prácticas de corrupción y desempeñarse con base en un código de ética y buenas prácticas
  • vivir esquemas de liderazgo participativo, solidaridad, servicio y de respeto a los derechos humanos y a la dignidad humana
  • promover condiciones laborales favorables para la calidad de vida, el desarrollo humano y profesional de toda su comunidad (empleados, familiares, accionistas y proveedores)
  • respetar el entorno ecológico en todos y cada uno de los procesos de operación y comercialización, además de contribuir a la preservación del medio ambiente
  • identificar las necesidades sociales del entorno en que opera y colaborar en su solución, impulsando el desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida
  • localizar y apoyar causas sociales como parte de su estrategia de acción empresarial
  • inviertir tiempo, talento y recursos en el desarrollo de las comunidades en las que opera
  • participar, mediante alianzas intersectoriales con otras empresas, organizaciones de la sociedad civil, cámaras, agrupaciones y gobierno, en la discusión, propuestas y atención de temas sociales de interés público, y
  • tomar en cuenta e involucrar a su personal, accionistas y proveedores en sus programas de inversión y desarrollo social

¿Por qué ser una ESR?

Como ya se mencionó, contar con esta visión de negocios no es una obligación que emane de la ley, sino más bien es un acto de confianza y sobre todo de compromiso tanto para el interior como para el exterior de la empresa.

Adquirir esta nueva forma de hacer negocios también se traduce en una ventaja competitiva frente a las otras empresas, pues mejora su imagen pública y aumenta la fidelidad de sus clientes.

Asimismo, resulta atractivo para retener su capital financiero y para atraer nuevas inversiones, pues supone que el sistema operativo de la sociedad delimita las responsabilidades de sus participantes, asigna los objetivos por metas e indicadores señalados en un plan de negocio y estandariza la misión, la visión, los valores éticos, las políticas corporativas y las mejores prácticas.

Distintivo

Cada año el Cemefi y AliaRSE convoca a las empresas privadas legalmente constituidas, lucrativas y no lucrativas, de cualquier tamaño y sector productivo a participar en el proceso de diagnóstico para obtener el distintivo ESR.

Esta insignia acredita que una compañía asume voluntaria y públicamente el compromiso de implantación y mejora continua de una gestión socialmente responsable para sus estrategias de negocios, mismo que se ve reflejado en sus políticas y programas, así como en todos sus ámbitos de actuación.

Para participar en el proceso de obtención del distintivo será necesario cubrir los siguientes requisitos:

  • nombrar a un ejecutivo responsable ante el Cemefi para conducir el trámite
  • completar la inscripción administrativa que consiste en:
    • cubrir la cuota de inscripción (va, según su tamaño, desde los 10 mil hasta los 54 mil pesos, para 2016)
    • enviar el formato de registro completo, el comprobante de pago y el logotipo de la empresa en alta resolución
    • quienes participan por primera vez deben adjuntar:
      • carta de exposición de motivos para ser parte del proceso (formato libre), y otra en la que declare conocer y asumir el decálogo aludido, ambas firmadas por el director general de la empresa
      • código de ética o conducta. En caso de no tenerlos, comprometerse a redactarlos
      • comité de RSE (cómo se conforma y cuándo sesiona), y
      • al menos uno de sus ejecutivos cumpla con el programa básico de formación en RSE
  • completar o actualizar el registro de la empresa en el sistema http://esr.cemefi.org, y
  • responder en su totalidad los cuestionarios asignados, subir la información y las evidencias que respalden las respuestas proporcionadas en los cuestionarios por la empresa

Realizada la inscripción para lograr el distintivo, la solicitante accederá al cuestionario de autodiagnóstico, y deberá obtener los siguientes resultados, en relación con el índice de RSE de la edición anterior:

  • si es el primer año que participa, al menos el 65 %. De no conseguir la insignia, su cuota de inscripción será considerada para el proceso del año próximo
  • si está entre el segundo y décimo año de participación, el 70 %, y
  • del doceavo año en adelante, el 75 %

Acreditado el porcentaje requerido, el Cemefi otorgará una constancia oficial del distintivo ESR, junto con la licencia de uso del logotipo y de la marca; de igual forma publicará una lista de las empresas que hubiesen conseguido tal insignia.

El distintivo será válido durante un año, por lo cual debe ser renovado al término de este lapso.