Por una creación artística más protegida

Es importante proteger las creaciones artísticas y asegurar a los autores que sus obras no sean falsificadas
 Replicas de esculturas del artista mexicano Jorge Marín. (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)

El pasado 8 de abril de 2016 se celebró el foro Derechos de autor en la creación artística organizado por la Escuela Libre de Derecho (ELD) en colaboración con Jorge Marín, contando con la participación de expertos en la materia de Morton Subastas, el Instituto Nacional del Derecho de Autor, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, entre otros más.

En la presentación del foro, Adriana López González, maestra de Propiedad Intelectual de la ELD, destacó la importancia que tiene proteger adecuadamente las creaciones artísticas, al formar uno de los pilares básicos de la humanidad, además de que permite asegurar a los autores que sus obras no serán falsificadas.

De igual forma, se enfatizó en la gran complejidad que implica la promoción de las herramientas que garanticen una protección suficiente, porque en las obras de arte existen dos momentos en su creación: el artístico y el técnico; el primero creado a partir de conceptos abstractos difíciles de materializar y fijarlos en un soporte material, pues esto sucede hasta que se llega al segundo de ellos.

Es justo en esa división del proceso artístico, sobre todo tratándose de la escultura, lo que dificulta no dejar ningún cabo suelto, ya que entre el momento artístico y el técnico otras personas podrán tener acceso a la construcción de la obra (moldes; vaciado en cera; fundición).

Por lo anterior, es recomendable que los abogados en materia de propiedad industrial o derechos de autor, faciliten a sus representados una explicación sobre la importancia de acotar las obligaciones que se contraigan con todos los que participen en la creación de su obra.

Además, en dicho evento, Arturo Ancona García-López, titular de la Unidad Especializada en Investigaciones de Delitos contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial de la Procuraduría General de la República (PGR), dio a conocer que se llevaría a cabo la destrucción de 93 esculturas apócrifas de los artistas Carlos y Jorge Marín decomisadas en 2015.

En este asunto, tanto la PGR como Jorge Marín trabajaron de la mano para lograr no solo el decomiso de las obras sino también la detención y consignación del responsable ante un juez federal, consiguiendo así salvaguardar tanto sus esculturas como la comercialización indebida de su nombre registrado como marca.